Crítica Series

One Punch Man: las grandes figuras de la temporada 2

Lautaro Olivera
Escrito por Lautaro Olivera

El siguiente articulo contiene SPOILERS de la temporada 2 de One Punch Man.

«No menosprecies a los héroes»

Pasaron 4 largos años para que pudiéramos ver una segunda temporada de la sensacional One Punch Man. El resultado comenzó siendo decepcionante ya que una de las claves de la contundencia de la primera había sido la descomunal calidad de su animación. El cambio de estudio (de Madhouse a J.C. Staff) es la razón de esto y la decepción resulta lógica cuando la vara se había dejado tan alta. Sin embargo a medida que van avanzando los episodios la nave se estabiliza, la animación mejora, y la propia perspectiva se habitúa a las reglas del juego, dejándonos la sensación de que a pesar del bajón, el aspecto visual de la serie sigue siendo disfrutable.

En lo que respecta a la trama, siempre es muy grande el desafío en una historia protagonizada por un personaje que puede vencer a cualquier rival sin ningún esfuerzo. La primer temporada se caracterizó por presentarnos villanos cada vez más estrambóticos que pavoneándose por su gran poder, siempre terminaban desplumados de un solo golpe. Esta temporada cambia un poco el enfoque posicionandolo sobre nuevos personajes secundarios (King, Fubuki, Suiryu, Garou) lo cual por un lado es muy bueno, pero por otro nos hace padecer el hecho de tener muchos menos minutos en pantalla del magnético Saitama.

Menor calidad de animación y una trama más terrenal y menos alucinante y con un Saitama mucho menos presente, son nuevas reglas de juego a las que nos tenemos que habituar. Sin embargo, la segunda temporada tiene muchos puntos altos también, los cuales generalmente se relacionan al desarrollo de algunos personajes clave que resaltamos a continuación.

¡Dale play a la canción!

Al principio es difícil acostumbrarse al cambio de Openning cuando veníamos de uno tan genial. Sin embargo luego termina gustando mucho y uno no puede parar de tararear la nueva canción, lo que podría ser una metáfora de lo que es la segunda temporada de la serie en sí.

King

Se lo conoce como «El hombre más fuerte de la Tierra». Y en esta temporada descubrimos que se trata de una farsa total. King no es más que un cobarde sin ninguna clase de interés o habilidad para el combate. Es un aficionado a los videojuegos que por esas cosas de la vida se vió sobreviviendo varias veces a situaciones de riesgo y por estar en el momento justo y en el lugar indicado, siempre se le adjudicó el mérito de acabar con los villanos y por ende, un grandisimo poder. Un héroe rankeado muy alto en la clase S que además de ser admirado por el pueblo, es muy respetado por el resto de los héroes gracias a su gran e intimidante presencia. Un hombre al que todo se le fue de las manos y que sostiene la mentira ya que no podría soportar la gran humillación que representa para él, que todos se enteren de que es un cobarde. Y que empieza a tejer una relación con Saitama para irónicamente, terminar aconsejándolo con gran simpleza acerca del verdadero significado de lo que es ser un héroe. Demostrándonos que a pesar de todo lo relatado, él también y “a su manera” puede ser un gran héroe; lo que en algún modo es una de las esencias de este programa. Fiero en apariencia y muy tierno por dentro, el conocer a este noble personaje resulta hilarante.

Fubuki

La rankeada en el puesto #1 de la clase B es una de las que mejor representa la idea de clase social en este universo. Hermana de la #2 de clase S Tatsumaki y siempre a la sombra de ella, la sofisticada y algo frívola Fubuki decidió ubicarse en la cima de la tercera categoría como para dominar la escena conformando y liderando un grupo, y aleccionando a aquellos héroes de rango menor que osen intentar escalar posiciones sin su aprobación. Nos encontramos con un personaje muy interesante, cuya mayor motivación son las jerarquías y por supuesto, el poder posicionarse por encima del resto. Incluso cuando su poder no alcance para esto, prefiriendo ser cabeza de ratón antes que cola de león y esperando que su trabajo en grupo le permita ascender a puestos a los que sola no podría (a diferencia de su hermana, quien siempre prefirió trabajar sola). Entonces lo interesante pasa por la irrupción de Saitama en su vida, un héroe al que parecen no interesarle para nada estos temas y que sin embargo no solo resulta ser mucho más poderoso de lo que su ranking indica sino que se codea con heroes de primera categoría como Genos, King o Bang. Esto descoloca a Fubuki y veremos si resulta un puntapié inicial que la haga reconsiderar su estilo de vida. Desconozco hacia qué rumbos irá este personaje pero su presentación en sociedad y este choque cultural resultan más que interesantes.

Charanko?

No estaríamos hablando del poco iluminado discípulo de Bang, sino de Saitama con peluca. La idea de verlo así disfrazado para ganar un poco de dinero mientras de rebote intenta aprender algo sobre unas artes marciales que desconoce por completo, es otro de los puntos altamente hilarantes de la temporada. En cada combate su única preocupación pasa por no dejar caer su peluca para evitar ser descubierto. Al menos hasta que conoce a Suiryu.

Suiryu

Últimamente está de moda hablar acerca de los arcos narrativos de los personajes. Es decir, como evoluciona un personaje, que decisiones toma y como las circunstancias hacen que este aprenda y llegado el caso, modifique algún rasgo en cuanto a su personalidad o toma de decisiones. Si este es el caso, podemos afirmar que el arco de Suiryu no solamente está muy marcado sino que resulta super interesante. Con una capacidad que lo volvería uno de los héroes más poderosos de la tierra y con la enorme confianza de saberse vencedor en cada una de sus batallas, Suiryu participa del torneo pura y exclusivamente por sus intereses personales y de un modo totalmente egoísta. Para ser reconocido por el público y ser popular, ganar algo de dinero y levantarse a la minita de turno. Pero por sobre todo expresando su completo desprecio a los valores que los héroes representan. Entonces tenemos este como punto de partida, para luego ver como nuestro querido personaje (físicamente similar a Shiryu, el Dragon de los Caballeros del Zodiaco) es humillado tanto por Saitama como por la Asociación de monstruos. Tanto como para terminar valorando el coraje de héroes mucho menos poderosos que él que se juegan la vida para salvar al prójimo. Y para acabar suplicando por su propia vida esperando que algún héroe lo escuche y lo venga a rescatar. El arco de Suiryu está deliciosamente trabajado y conlleva un mensaje muy noble. Esperamos ver qué será de este personaje a lo largo de las siguientes temporadas.

Garou

Esta temporada Garou es una suerte de protagonista en las sombras. Otro ex discípulo de Bang que ha elegido pasarse al lado oscuro para autodenominarse como Kaijin (monstruo) y salir a cazar héroes. Episodio a episodio vemos su evolución y su enfrentamiento con distintos héroes lo que nos va mostrando no sólo su gran poder sino su capacidad de aprender de sus batallas y adquirir conocimientos pelea a pelea. Pero no solo eso ya que al principio parece ser un personaje lineal para convertirse en uno más profundo. Y con el transcurrir de los episodios cuando vamos conociendo su trasfondo (más allá de su maldad, y de manera bastante inesperada) nos es difícil no terminar empatizando con él.

La segunda temporada de One Punch Man nos muestra un enfoque distinto a la de su temporada anterior, apoyándose en la aparición de nuevos personajes secundarios. Pero siempre manteniendo bien en alto la acción y el sentido del humor. Y por sobre todas las cosas continuando con el desarrollo del gran tema que hace a la obra: cuales son las motivaciones que tenemos para hacer lo que hacemos y que cosas nos pueden hacer verdaderos héroes.

Por Lautaro Olivera




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Lautaro Olivera

Lautaro Olivera

Licenciado en Psicología (UBA). Alexander Payne, Evangelion, Bojack Horseman y superheroes. Colaborador en las secciones CINE y SERIES en Proyector Fantasma.