Cine Noticias

Luis Buñuel: Vida, obra y frases célebres

Marianela Santillan

A 114 años de su nacimiento, Luis Buñuel, uno de los cineastas más importantes de todos los tiempos por obras fílmicas inigualables como «El perro andaluz» y «Los olvidados», sigue vigente en la memoria colectiva y es honrado con diversos homenajes. En Proyector Fantasma, lo recordamos con un breve recorrido por su carrera y con cinco de sus más recordadas frases que expresan su espíritu artístico, su ateísmo y su pasión por el cine.

Un poco de historia…

Luis Buñuel nació un 22 de febrero de 1900 en Calanda, Turuel, y su carrera cinematográfica se desarrolló en Francia, España, Estados Unidos y México. Estudió con los jesuitas y posteriormente se licenció en Filosofía y Letras, tras abandonar la carrera de ingeniero agrónomo. En la residencia de estudiantes de Madrid hizo amistad con el pintor Salvador Dalí y el poeta Federico García Lorca, debido a que su gran afición era la literatura, por lo que conoció a los más importantes literatos del momento y publicó cuentos y poesías.

En 1925 decidió dedicarse al cine y viajó a París, donde trabajó como asistente y ayudante de dirección en tres filmes. Ingresó a la Académie du Cinema, y luego de dos años después escribió su primer guión para el primer aniversari cien de la muerte del pintor español Francisco de Goya, pero no se hizo por falta de presupuesto.

Su relación con el surrealismo

El año clave fue 1928 con la colaboración de Dalí, al crear «Un perro andaluz», película  considerada una de las mejores de la historia y máxima exponente del cine surrealista, aunque en su tiempo fue duramente criticada, incomprendida e incluso prohibida. Posteriormente, Buñuel y Dalí forjaron una gran relación de amistad y trabajo por lo que volvieron a colaborar en 1930 en la película «La edad de oro», que se estrenó en Londres el 2 de enero de 1931. De nuevo el filme fue prohibido durante 50 años y duramente criticado, incluso se habló de excomunión.

En 1932 se alejó de la estética surrealista y dirigió «Las Hurdes/tierra sin pan». Fue censurado porque se le consideró denigrante para España. Hasta 1947 no dirigió ningún filme y se limitó a hacer trabajos como guionista, productor e incluso labores de doblaje de películas estadunidenses al francés y español. En 1941, Buñuel ingresó al Museo de Arte Moderno de Nueva York como productor asociado, y ocupó con posterioridad otros cargos, hasta que se vio obligado a dimitir, víctima del escándalo provocado por la publicación de una biografía de Dalí donde se lo difamaba por abandonar al surrealismo para dedicarse a documentales y obras críticas sobre política y religión.

Últimos años

En 1960, Buñuel realizó «La joven», su segunda película en inglés. También dirigió la obra «Don Juan Tenorio», en el Teatro «Manolo Fábregas» de la Ciudad de México. Luego realizó la impactante Los Olvidados, y regresó a España para preparar el rodaje de «Viridiana», protagonizado por Silvia Pinal, filme con el que obtuvo la Palma de Oro del Festival de Cannes y el Gran Premio del Humor Negro en París. Los años posteriores filmó y dirigió «El ángel exterminador», «Diario de una camarera», «Llanto por un bandido», «El monje», «La vía láctea», «Tristana», «El discreto encanto de la burguesía», con la que se convirtió en el primer director español en ganar un Oscar, «El fantasma de la libertad», «Ese oscuro objeto del deseo» y «Simón del desierto».

En 1980 realizó su último viaje a España y fue operado de la próstata, y en 1981, 50 años después de haber sido prohibida, se reestrenó en París «La edad de oro». Filamneten Luis Buñuel falleció en la Ciudad de México el 29 de julio de 1983 a causa de una insuficiencia cardíaca, hepática y renal provocada por un cáncer y se comenta que sus últimas palabras hacia su esposa fueron «ahora si que muero.»

luis-buñuel

FRASES CELEBRES DE BUÑUEL

 

«El misterio es el elemento clave en toda obra de arte».

 «La ciencia no me interesa. Ignora el sueño, el azar, la risa, el sentimiento y la contradicción, cosas que me son preciosas». 

«Un paranoico, como un poeta, nace, no se hace».

«Un paranoico, como un poeta, nace, no se hace».

 «Gracias a Dios soy ateo»




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Marianela Santillan

Marianela Santillan

Lic. en Psicología (UBA) -Psicóloga online-, con formación en Artes Audiovisuales (IUNA). Editora y redactora responsable de la sección CINE en Proyector Fantasma.