Cine

Elecciones 2015!: 4 apuntes para entender una campaña electoral

El 2015 en Argentina es un año signado por las elecciones. Candidatos a todos los cargos imaginables y de todos los colores (literalmente) invaden los medios de comunicación y recaen, en ultima instancia y en el mejor de los casos, en boca de la gente de a pie. En esta época, en la cual el poder parece repartirse más equitativamente y el voto popular se convierte repentinamente en la chica a conquistar, nuestra propuesta es ir un poco mas allá y analizar los factores que sostienen y justifican una oferta electoral.

La idea es analizar cuales son los fantasmas que rondan dentro de la ingeniería de una campaña para tratar de entenderla y colaborar, en la medida de lo posible, a jerarquizar las diferentes elecciones. Para esto nos valemos de algunas lindas propuestas cinematográficas que grafican a la perfección lo que queremos mostrar, precisamente: 4 apuntes para entender una campaña electoral.

La construcción de un candidato: Game Change

Game change (2012) es la visión más representativa, literal y didáctica, respecto de lo que queremos enseñar en este artículo. Esta gran película cuenta un hecho real que devela cómo se puede posicionar un candidato a uno de los puestos más importantes de poder a nivel mundial, aunque no cuente con demasiadas capacidades más allá de su arrasadora simpatía.

Game-Change-Sarah-Palin_TINIMA20120504_0289_5

En 2008, George W. Bush estaba cumpliendo el último año de su presidencia en los Estados Unidos, mientras el carismático Barack Obama arrasaba en las encuestas para sucederlo en el cargo. Del lado de la competencia el republicano conservador John McCain corría desde muy atrás y su equipo de campaña consideraba que como compañero/a de formula, necesitaba una figura que amplié su espectro electoral, suavizando su rustica figura. La elegida fue: Sarah Palin.

Una política tan simpática como loquita, ignorante, con actitudes ubicadas en el más lejano extremo de la ideología conservadora y totalmente inepta para el cargo. Palin hizo cualquiera, se cortó sola en sus acciones o declaraciones y, más de una vez, se evidenció su rol como mera figura decorativa. Lo peor de todo: siempre resultó ser lo más interesante del partido republicano gracias a su enorme carisma y sus grandes dotes de actriz.

Julianne Moore, en el papel de Sarah, la rompió toda con una actuación que le valió el Globo De Oro. Premio que también se llevó su compañero de formula Ed Harris, además de la película en sí. Mención especial también, para un muy inspirado Woody Harrelson quien tiene el rol de ser el jefe de la campaña presidencial.

Game change es una excelente película, divertida, reveladora e indignante. Sirve para entender los métodos que se manejan en cualquier campaña a nivel mundial, siendo sencillo tamizarla con realidades que nos resultan algo mas cercanas.

Ideal para estas épocas, espero puedan darle su voto de confianza.




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Lautaro Olivera

Lautaro Olivera

Licenciado en Psicología (UBA). Alexander Payne, Evangelion, Bojack Horseman y superheroes. Colaborador en las secciones CINE y SERIES en Proyector Fantasma.