Cine Estrenos

Crítica: Música, fiesta y amigos (2015) Dir. Max Joseph

Alan Schenone
Escrito por Alan Schenone

Título original .We Are Your Friends Director: Max Joseph Guión: Max Joseph, Meaghan Oppenheimer Fotografía: Brett Pawlak Reparto: Zac Efron, Wes Bentley, Emily Ratajkowski, Jon Bernthal, Shiloh Fernandez, Alicia Coppola, Jonny Weston, Jon Abrahams, Diana Prince, Año: 2015: Duración. 96 min. País: Estados Unidos Distribuidora: Diamond Films Estreno: 22 de octubre de 2015

Un aceptable track

Música, fiesta y amigos (2015) no es, contrariamente a lo que dice su nombre, sólo una película de fiesta, diversión universitaria y descontrol al estilo American Pie (2010) y Proyecto X (2012). Es el ascenso forzoso y difícil para salir adelante, con los condicionantes que aparecen el día después de terminada la fiesta.

La música electrónica es el eje e influencia en una historia sobre un grupo de jóvenes que buscan cumplir sus sueños con una vida de excesos y decisiones, tanto malas como buenas. Cole (Efron) es un DJ que, junto a sus amigos de la niñez, buscan superar las barreras del barrio donde crecieron, el valle detrás de Hollywood; para llegar a la tierra prometida o a ese lugar ficticio que la ciudad de los famosos ejemplifica como sus sueños. La parte argumental de la película es predecible y lineal hasta que surge un punto de ruptura que trae consecuencias importantes para cada personaje. Un film que va un poco más allá y reflexiona sobre lo que pasa el día después de una noche de juerga y los límites, excesos y riesgos por los que caminan  diariamente, entre drogas y otras cuestiones.

Max Joseph hace una aceptable dirección con secuencias introductoras de la electrónica, explicándole al espectador de quq manera ésta repercute en nuestro cuerpo y como se relaciona de manera fisiológica con nuestros latidos y sentidos. Zac Efron, a pesar de seguir con el estereotipo de ser el chico lindo y malo fuera del colegio, cumple y transmite emoción en su búsqueda intermitente por llegar a destino. Emily Ratajkowski padece el mismo síntoma que Efron pero logra salir airosa gracias a su sensualidad, a pesar de cosechar una actuación modesta. El cast en general pasa la media y entrega una buena performance que suma a la exigencia del film.

Grandes temas de artistas internacionales de este género musical vibran y acompañan a la perfección el relato accidentado de Efron y compañía, con tracks  pegadizos y de calidad, como el de la banda Justice y el nombre que da título al film. 

Música, fiesta y amigos busca diferenciarse del resto desde su mensaje hasta en la manera en que constata su relación final con la electrónica: la autenticidad de un beat, de un track que lleve al protagonista al estrellato, está en las pequeñas cosas cotidianas que nos rodea, y no en un sonido preestablecido generado en una cpu.

El film amplía los límites de la comedia-universitaria estadounidense nutriéndose de la amistad y la electrónica, directamente relacionada a las drogas con un mensaje diferente y especial acerca de las decisiones sobre cómo alcanzar los objetivos personales.

Por Alan Schenone

Crítica de la película
Fecha
Película
Música, fiesta y amigos (2015)
Puntaje
31star1star1stargraygray



¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Alan Schenone

Alan Schenone

Periodista. Egresado de DeporTEA. Estudió la Licenciatura en Letras en la Universidad del Salvador. Experiencia en TV y en coberturas de eventos culturales.