Cine Estrenos

Crítica: Amores infieles (2013) Dir. Paul Haggis

Alan Schenone
Escrito por Alan Schenone

Nombre original: Third Person Año: 2013 Duración: 137 min. País: USA Director: Paul Haggis Guión: Paul Haggis Música: Dario Marianelli  Reparto: Liam Neeson, Mila Kunis, Olivia Wilde, James Franco, Moran Atias, Maria Bello, Kim Basinger, Riccardo Scamarcio, Caroline Goodall, David Harewood, Loan Chabanol. Distribuidora: Distribution Company Fecha de estreno: 30 de abril de 2015.

La causalidad de ser distintos

El amor, en “Amores infieles” (Third Person) es el vértice, el punto de inercia inicial que une tres historias que parecen tan distantes y diferentes entre sí, cuando en realidad tienen más puntos en común de lo que parece a simple vista. El director Paul Haggis echa leña al árbol caído y continúa calentándose en el camino que promulga desde “Crash” ganadora del Oscar en 2004-, aunque sin los mismos logros.  Liam Neeson, dejando las balas y la acción para el estreno de su otra película de este jueves -“Una noche para sobrevivir (2015)”-, se pone en la piel de un escritor neoyorquino recién separado de su esposa (Kim Bassinger), él además  conlleva una relación de odio y pasión con su amante, Olivia Wilde.

Las ciudades de París, New York y Roma desvisten las cualidades y temores de cada uno de los personajes. Moran Atias encaja a la perfección con la capital italiana: robusta, morena y una personalidad  imponente y sensual. Adrien Brody personifica a un norteamericano de traje y zapatos perdido en los pasajes de Roma, un tanto escéptico con el tono y la esencia local pero que cae en los encantos de Atias. En Francia, Neeson busca la inspiración para su novela en amores más jóvenes e intensos, como la bella Wilde. Tal vez sea la historia de Mila Kunis Y James Franco la que menos aparece en escena y la de pocos cambios. Sin embargo, esa falta se suplanta en una de las escenas de más tensión y dramatismo de la película, que termina de explicar la razón del grado de complejidad de la ex pareja.

 “Watch me” (mírame)-curiosamente, en los posters en español omitieron la frase-, es el puntapié inicial para el inicio del film. Es la frase desencadenante en cada hecho importante de los personajes: es el punto de inflexión de lo que está a punto de cambiar; la palabra secreta o cliché que tendrá consecuencias relevantes. A su vez, el espectador toma conciencia de ella en las últimas líneas del film, donde esas grandes historias se entrelazan para formar una sola.

“Amores infieles” es una película que cambia constantemente a cada paso que da u hoja que se pasa. Debido a esto, el tejido de la obra cada vez va siendo más complejo para entender y deducir a qué punto quiere llegar el director con cada una de las historias. Haggis utiliza la línea compositiva de “Crashpero sin la misma fineza, con errores en la estructura narrativa y en su organización. El elenco cumple con las expectativas que genera con grandes participaciones, algunos con mayor protagonismo que otros, brindando a la película momentos tanto dramáticos como intensos.

Por Alan Mauricio Schenone

 

Crítica de la película
Fecha
Película
Third Person - Amores infieles
Puntaje
31star1star1stargraygray



¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Alan Schenone

Alan Schenone

Periodista. Egresado de DeporTEA. Estudió la Licenciatura en Letras en la Universidad del Salvador. Experiencia en TV y en coberturas de eventos culturales.