Cine Soundtracks

Viernes de OST: Guardians of the galaxy (2014) James Gunn.

Alan Schenone
Escrito por Alan Schenone

Aire retro, aire nuevo

Hay películas que son demasiado difíciles de separar de su banda sonora para poder hablar de ellas. Se trata de una especie de simbiosis que va más allá de cintas relacionadas a lo musical, como Walk the Line (2005), Jersey Boys (2014) y demás.

En este caso hablaremos de Guardians of the galaxy (2014). El director, James Gunn toma a este grupo de perdedores de la segunda y hasta tercera línea del masivo universo de Marvel, sin ninguna historia superlativa o influyente en los cómics, y los potencia entre los tanques de la franquicia, a la par de Iron Man, Thor y el Capitán América. ¿Cómo logró esto? Gracias a la simetría perfecta que representa el guión y la banda de sonido, música pura y exclusivamente de las décadas del ’60 y ’70.

En la escena de presentación de los créditos, el personaje principal, Peter Quill o Star-lord -según se denomina el mismo-, interpretado por Cris Pratt (Jurassic World), camina por catacumbas lúgubres, peligrosas y oscuras de un planeta destruido que alguna vez fue habitado. Lo diferente, lo inusual de esta escena, es un reflejo de lo que es Guardians en sí: Quill coloca sus auriculares retro y pone play en su walkman Sony TPS-L2 de 1979, los primeros de su especie en el mercado. Desde allí, camina y atraviesa dicho lugar al ritmo de “Come and Get Your Love” (1974) Interpretada por Redbone, mientras baila, toma un insecto extraterrestre como micrófono, patea cráneos y pisa otros bichos en el camino. Fresca, hilarante y descontracturada comparada con todo lo que conocíamos sobre películas de ciencia ficción, superhéroes y hasta de humor.

El soundtrack de Guardians no incluye música de la actualidad ni canciones producidas exclusivamente para la película. Toda la banda sonora es un raconto a lo retro y vintage. Una bocanada de aire fresco y nostálgico llevado a cabo debido a la relación entre el argumento y la música en la película: el nexo entre Star-Lord, su madre y hogar recae en los acordes de David Bowie con “Moonage Daydream” (1972) o el pedido de retorno en “I Want You Back” (1969) interpretada por un joven Michael Jackson con sus hermanos en el grupo “Jackson 5”, entre otros temas del Awesome Mix #1, el nombre del cassette que le regaló su mamá antes de fallecer. La cinta sirve como hilo conductor para todo el desarrollo del arco argumental del film, siendo determinantes en la mayoría de las escenas.

“Uno de los puntos fuertes de la película es la cinta recopilatorio de Quill [Awesome Mix #1] que su madre le hizo antes de morir. Está compuesta de las canciones de los 70 que le gustaban a ella, y es lo único que conserva de su madre y de su hogar en la Tierra”, explicó Gunn.

Otro ejemplo claro es una de las secuencias finales, donde el villano, Ronan el Acusador (Lee Grinner Pace), está a punto de ponerle fin a la vida de un planeta. Teniendo en primer plano al antagonista relatando su monólogo de destrucción, empezamos a escuchar a Quill cantando por lo bajo “O-O-H Child”  de The Five Stairsteps, mientras realiza una coreografía y reta al malo a un…¡duelo de baile! Todo esto para crear una distracción.

Grandes canciones, como “Escape (the pina colada song) ” (1979) Interpretada por Rupert Holmes, “O-O-H Child” (1979)  de The Five Stairsteps o “Ain’t No Mountain High Enough” (1967) realizada por Marvin Gaye y Tammi Terrell sirven para atestiguar el grado emocional que genera la película en su desarrollo. En el film, la banda sonora es una pieza clave e incluso podríamos decir que el guión y la producción representan el cerebro de la película, mientras que las canciones son el corazón, lo que hace vibrar y latir al film por sí misma. No podría funcionar una parte sin la otra, creando una simbiosis extremadamente necesaria.

Guardians of the Galaxy se desarrolla a la perfección debido a la inusual forma de compaginar la filmación con el aparato sonoro: la música producida por Tyler Bates (productor musical y compositor estadounidense de música para cine, televisión y videojuegos) fue escrita antes que empiece el rodaje. De esta forma, tanto el equipo como los actores tenían una idea en conjunto de lo que esperaban tanto Gunn como Bates.

Tal fue el punto de éxito del film que el álbum conformado por 12 canciones de la década de los ’60 y ’70 alcanzó el número 1 de ventas en Estados Unidos, convirtiéndose en la primera banda sonora de la historia que lo obtiene sin presentar ningún tema nuevo original. A su vez, también fue nominada para un premio Grammy por la mejor Compilation Soundtrack Album en la categoría de Medios de Comunicación Visual. Por la gran repercusión que generó en el público, Marvel sacó al mercado una edición especial de coleccionista: una cinta en cassette similar a la que Star-Lord llevó a lo largo de todo el fin, llevada a las tiendas desde el 17 noviembre hasta 31 diciembre de 2014.

cassettes-films-photo-u2418456134250

A continuación, les dejamos el tracklist correspondiente al soundtrack del film, como también las canciones para que puedan disfrutarlas.

  1. Hooked on a Feeling”- Blue Swede
  2. Go All the Way” – Raspberries
  3. Spirit in the Sky”*- Norman Greenbaum
  4. Moonage Daydream” – David Bowie
  5. Fooled Around and Fell in Love” – Elvin Bishop
  6. I’m Not in Love” – 10cc
  7. I Want You Back”- Jackson 5
  8. Come and Get Your Love”- Redbone
  9. Cherry Bomb” – The Runaways
  10. Escape (Canción de La Piña Colada)” – Rupert Holmes
  11. O-O-H Child”- The Five Stairsteps
  12. Ain’t No Mountain High Enough” –  Marvin Gaye y Tammi Terrell




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Alan Schenone

Alan Schenone

Periodista. Egresado de DeporTEA. Estudió la Licenciatura en Letras en la Universidad del Salvador. Experiencia en TV y en coberturas de eventos culturales.