Hollywood Series

Teorías Conspiranoicas: Sex and The City

Mariana Van der Groef

En el mundo del cine y las series existen toda clase de teorías conspiranoicas que intentan aclarar determinados aspectos de nuestros shows favoritos que no podemos explicar.

En notas anteriores discutimos montones de teorías (algunas de ellas bastante acertadas), acerca de historias tan complejas que permitían todo tipo de especulaciones desaforadas. Pero al parecer las historias no deben ser retorcidas y oscuras para ser merecedoras de una buena teoría conspiranoica. Las más sencillas también pueden ser objeto de especulación. Historias simples que hablan de moda, de relaciones amorosas y de amistades inquebrantables, como la del Placer Culposo por Excelencia: Sex and the City.

La verdad es que amamos Sex and the City y desde que se despidió de la pantalla chica en el año 2004, la extrañamos mortalmente. Ya está, lo dijimos. No nos importa su frivolidad, sus historias superficiales ni que traicionara su propia esencia al convertir a mujeres independientes que hacen sus propias reglas en mujeres desesperadas por casarse. ¿Qué importa todo esto cuando por veinticinco hermosos minutos podíamos dejar este mundo cruel y real para meternos de lleno en uno repleto de zapatos Manolo Blahnik?

De acuerdo a una teoría concebida por la mismísima Sarah Jessica Parker, este genial mundo de Sex and the City no sería más que una invención de Carrie Bradshaw. ¿WTF? Se preguntarán. Así como lo leen: Miranda, Charlotte y Samantha no serían reales.

En una entrevista que dio a la página de cine y series Nerdist.com, la actriz sostuvo que solía preguntarse si las tres amigas de Carrie eran reales.

“[Pensaba] que eran sólo su columna…porque ellas son unos personajes tan perfectamente arquetípicos…”

Sarah Jessica Parker, fragmento de entrevista a Nerdist.com

Al parecer, Miranda (Cynthia Nixon), Charlotte (Kristin Davis) y Samantha (Kim Cattrall) sólo serían parte de la columna “Sex and the City” que Carrie escribía semanalmente en el diario “New York Star”. Esto explicaría porque cada episodio abría con una narración en off de Carrie y cómo hacía para explicar situaciones que no podría conocer sin haber estado presente. También aclararía como se las ingeniaba Carrie para conocer a la perfección las sensaciones y pensamientos de sus amigas sin estar dentro de sus cabezas.

“Estas diciendo, ‘este tipo es esto y esto’ y luego lo complicas más, como lo haría cualquier buen escritor. Así que no estoy completamente segura de que ellas sean verdaderamente reales.” Sarah Jessica Parker, fragmento de entrevista a Nerdist.com

Si se ponen a pensar, esta teoría tiene mucho sentido, porque al fin y al cabo, ¿cómo podría una escritora, como Carrie, comprarse tantos zapatos y no declararse en bancarrota?

Por Mariana Van der Groef.




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Mariana Van der Groef

Mariana Van der Groef

Periodista, amante de las historias (cuanto más épicas mejor) y ferviente defensora del cine pochoclero