Crítica Series

Review: The X-Files Miniseries (2015) – S10XE01/S10XE02

Finalmente el día ha llegado y ya es hora de analizar (sin spoilers) si el esperado regreso de The X-Files puede ser considerado como tal. En una emisión especial del canal FOX Latinoamérica por el estreno de los primeros dos episodios, los agentes Mulder y Scully volvieron a calzarse las placas del FBI para continuar su interminable búsqueda de la verdad, como en los viejos tiempos.

“Porque nunca se pusieron de acuerdo,
vuelven para seguir investigando.

My Struggle” (10X01): Mucho para contar, poco tiempo para hacerlo

Para leer el review del capítulo 3, hacé click acá

Escrito y dirigido por el creador de la serie, Chris Carter, el primer capítulo – “My Struggle” – da comienzo con un resumen obligatorio sobre la compleja trama extraterrestre, adelantando abiertamente el intento de unir al fanático de siempre con los potenciales nuevos espectadores. Era necesario explicar de manera simple y efectiva la premisa sobre la que giró la serie original para poder aspirar a nuevos horizontes, teniendo en cuenta que la invasión alienígena se encuentra en stand-by desde su capítulo final en 2002. Y probablemente sea esa necesidad de sorprender a propios y ajenos la que haya generado que el restreno no sea del todo satisfactorio.

Volviendo a los errores cometidos en las últimas temporadas, momentos en donde el futuro incierto del programa hacía que los guionistas tuvieran que escribir los libretos a la par de los rodajes, este primer episodio pretende plantear demasiados interrogantes en pocos minutos. Es así que la nueva mitología, las referencias a los viejos seguidores, fundamentación científica, inclusión de tramas paralelas, todo da la impresión de que debe ser expuesto en un solo capítulo ante la falta de más tiempo. Sin contar que la llamada “conspiración no alienígena” propuesta como nuevo eje argumental ya fue tratada y resuelta originalmente durante la temporada 4 y 5. (Gethsemane, 4X24 – Redux I, 5X01 – Redux II, 5X02)

De todas formas se valora el esfuerzo por unir algunos conceptos ya conocidos por los fanáticos como los proyectos de hibridación extraterrestre, las aparentes abducciones falsas y la inevitable sexta extinción, con nociones más actuales como la discutible política exterior estadounidense, el surgimiento masivo del Internet y el 9/11 como principal punto de inflexión. Pero es justamente en los monólogos  de Mulder (Duchovny) y Tad O’Malley (Joel McHale) cuando la catarata de información se hace artificial y atenta al ritmo pausado que tanto caracterizó a la serie en sus comienzos. Llegando por momentos a abusar del material de archivo en vez de hacer que los protagonistas descubran los secretos por sus propios medios.

Si en su momento la segunda película de la saga (The X-Files: I Want to Believe, 2008) fue criticada por hacer más hincapié en el desarrollo de personaje antes que acelerar las investigaciones, es ahora donde se extraña ese respiro para profundizar aunque más no sea la relación inconclusa entre Mulder y Scully, sus diferencias todavía irreconciliables y los verdaderos motivos que justifiquen regresar al FBI, luego de que ambos se hayan alejado voluntariamente para salvar sus vidas. Vale recordar que la serie terminó con los alienígenas colonizadores ya infiltrados en las altas esferas a la espera de la inminente invasión a la Tierra.

Puede decirse que este primer episodio mitológico recupera varias ideas centrales que formaron parte de la extensa mitología desarrollada durante nueve años, pero oportunamente olvida otras que podrían poner en duda los motivos de este regreso a las investigaciones y el potencial retorno de viejos conocidos a la serie.

Founder’s Mutation (10X02): El costado humano detrás de la investigación

A pesar de que la mitología extraterrestre fue en gran parte la base fundamental de “Los Expedientes X” a la hora de presentarse al público, siempre fueron sus capítulos independientes (stand alones) los que funcionaron mejor desde un punto de vista más integral. Con sus aciertos y errores, la posibilidad de contar historias paralelas, sin relación con la continuidad real de la conspiración, permitía experimentar con temáticas y directores que otorgaban aún más diversidad a una serie que se dio el lujo de formar una larga lista de guionistas célebres.

James Wong fue el encargado de escribir y dirigir el segundo episodio del revival, junto a la difícil tarea de equilibrar un argumento original con un contexto actual en el que pudiera basar el nuevo estilo de la serie. Wong ya había formado parte de otros capítulos icónicos como “Musings of a Cigarette Smoking Man” (4X07) y “Never Again” (4×13), en los cuales el desarrollo de los villanos era parte fundamental para la narración. Lamentablemente no es el caso del primer stand alone de esta temporada, aunque si sale mucho mejor parado que “My Struggle”.

“Founder’s Mutation” deja de lado – a simple vista – la trama alienígena y plantea un caso más dentro de las nuevas funciones de Mulder y Scully en el FBI. Un científico del departamento de defensa se suicida insertándose un objeto punzante en el oído, debido a sonidos de baja frecuencia aparentemente inaudibles por los demás. Lo que en un principio parece un incidente aislado, luego se relacionará con una serie de experimentos genéticos muy similares a los que involucraron alguna vez a William, el hijo de Mulder y Scully, dado en adopción quince años atrás.

La historia paralela funciona por sí sola, sin la necesidad de recurrir a una sobrexplicación que tenga que dar sentido histórico al origen de estos experimentos, aunque si peca de acelerar los procesos de investigación cuando el tiempo se convierte en tirano y los 45 minutos del episodio quedan invariablemente cortos. Detalles como la inclusión de un personaje homosexual sin la necesidad de estereotiparlo, o la mera mención de Edward Snowden, enriquecen la sensación de que todo expediente X puede suceder en la realidad.

Algo para destacar es que lo que parecía un capítulo meramente independiente, termina tomando elementos de mitología conspirativa para desarrollar la culpa de Scully, por haber sido obligada a entregar a su hijo, y de Mulder al no haber estado cerca para evitarlo. Momentos que potencian la personalidad de los protagonistas y humanizan sus acciones por sobre los apuros en el argumento.

Una experiencia mucho más valiosa desde lo emocional, que deja de lado las tramas complejas en exceso, para hacer foco en la inteligente interacción mutua de los protagonistas, que en definitiva es una de las razones por las que nos enamoramos de la serie alguna vez.


El regreso de The X-Files se proyecta no solamente como el regreso de uno de los programas más influyentes de los últimos tiempos, sino que es la legitimación de lo que en su momento fue una forma distinta de pensar las series de TV, a lo que se refiere a la creación de arcos argumentales y el desarrollo de personajes. Pero a pesar de que estén todas las condiciones dadas para que este retorno se convierta en el comienzo de un nuevo éxito, sus problemas vienen más por una cuestión contractual. Su creador, Chris Carter, es un guionista de método pero con poca facilidad para adaptar sus ilimitadas ideas. Y es por eso que siempre decidió rodearse de gente más capacitada para que le ayudaran a que sus historias no sean sólo un raconto de datos y se acercaran más al formato de una ficción televisiva.

Pero al ver como los primeros dos episodios se vieron perjudicados por el exceso de imaginación y el insuficiente tiempo para representarla, hace pensar que lo más acertado para encarar esta nueva etapa hubiera sido una serie de películas al mejor estilo de la saga Star Trek, y su modo de financiación a base de merchandising. Sin embargo la imposibilidad para llegar a un acuerdo económico con los estudios FOX y el fracaso de taquilla de la última entrega en 2008 (estrenada la misma semana que The Dark Knight) obligaron a tener que condensar en 6 episodios, de los cuales sólo 2 tratan la mitología principal, lo que se tendría que haber contado en 15.

Está claro que todavía existe un margen de mejora para los 4 capítulos restantes. Pero ya con el sólo hecho de ver al equipo original de vuelta en acción, nos hace sentir afortunados de haber podido presenciar este regreso ¿Triunfal? Todavía está por verse.

La temporada 10 de The X-Files se emite los Lunes a las 23hs por Fox, con una repetición los Martes a las 22hs.

Leé todas las reviews y artículos referentes a la temporada 10 de los Expedientes Secretos X en este enlace

Por Nicolás Feldmann




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Nicolás Feldmann Cambours

Nicolás Feldmann Cambours

Es locutor nacional recibido en COSAL y periodista de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Creyente de Los Expedientes X y ferviente seguidor de Martin Scorsese y Terry Gilliam.