Cine Hollywood

Mean Girls: 5 Datos de las chicas más pesadas

Mariana Van der Groef

Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia

La secundaria es una etapa difícil en la vida de todos, principalmente porque ser adolescente es un bajón: estás en ese momento de la vida en el que no sos un adulto pero tampoco un niño, te sentís incomprendido por tus padres y para colmo de males tenés acné y te cuesta hablar con personas del sexo opuesto.

Pero cuando sos mujer y estás en la secundaria, a todo lo arriba mencionado se le agrega un condimento mucho más interesante: los grupitos. Cualquiera que sea mujer y haya pasado su adolescencia entre la fauna hostil de una secundaria, seguramente se acuerde muy bien de los rumores inventados, los chismes malignos y las miles (y miles) de peleas con otras mujeres.

Existen pocas películas que logran retratar con fidelidad las desventuras de la vida en la secundaria, pero una de ellas definitivamente ES Mean Girls (o Chicas Pesadas, como se la tradujo al castellano). Estrenada en el año 2004 (¡hace ya 13 años!), Mean Girls se convirtió automáticamente en una película de culto, con algunas de las frases más repetidas y utilizadas en memes y posteos en internet.

Hoy te contamos 5 datos bien “fetch” que no sabías de Mean Girls.

  1. Get in loser, we’re going casting!

¿La tienen a Lindsay Lohan? Hoy no podríamos imaginarla interpretando ningún otro personaje que no fuera Cady Heron, pero aunque no lo crean, la idea inicial era que Lindsay fuera Regina George. Al final Lindsay prefirió a Cady porque no quería que sus fans pensaran que era una mala influencia al creerla tan mala como Regina.

Otra que tampoco se quedó con su personaje original fue Amanda Seyfried. En el inicio había sido elegida para interpretar a Cady Heron, pero luego optaron porque se pusiera en la piel de Karen Smith, la blonda que podía saber cuando ya estaba lloviendo.  

Pero los cambios no se limitan al elenco femenino: Aaron Samuels, a quien el cabello se le veía mejor peinado hacia atrás, casi es interpretado por James Franco. Finalmente fue Jonathan Bennett quien se quedó con el papel gracias a Tina Fey, quien lo eligió porque “se parecía a Jimmy Fallon”.

  1. Math/Enthusiast – Not so Bad Ass

¿Se acuerdan que Cady pertenecía a los Mathletes, a pesar de que las Plásticas y Demian le habían advertido que era suicidio social? Entonces seguro también se acuerdan del confianzudo Kevin Gnapoor (Rajiv Surendra) y de su “sofisticado” rap en la competencia de talentos de Navidad.

Si bien Tina Fey escribió el guión de Mean Girls, el rap se lo dejó a su mejor amiga, Amy Poehler, quien se encargó de enseñarle a Kevin la coreografía y la forma de cantar.   

Aquí la pueden ver rapeando con Tina Fey y Lindsay Lohan de coro:

3. Adolescentes no tan adolescentes

Una práctica común en películas cuyos personajes principales son niños y adolescentes, es utilizar actores mayores de edad que aparenten ser menores.

Mean Girls no es la excepción: aunque “cursaban” en el mismo año de la secundaria, Lindsay Lohan tenía 8 años menos que Rachel McAdams al momento del rodaje y ésta tenía apenas siete años menos que Amy Poehler, quien hacía de su madre.

  1. Autoayuda secundaria

Tina Fey se inspiró en un libro de ayuda a padres que tenían hijas en la secundaria para escribir el guión de Mean Girls. El libro se llamaba “Queen Bees and Wannabes: Helping Your Daughter Survive Cliques, Gossip, Boyfriends, and Other Realities of Adolescence” (Traducción: “Abejas Reinas y Aspirantes: ayudando a tu hija a sobrevivir grupitos, chusmeríos, novios y otras realidades de la adolescencia”) y fue escrito por Rosalind Wiseman. Gran parte del libro contiene anécdotas reales de la adolescencia de Wiseman, quien ahora se dedica a dar cursos y charlas para prevenir el bullying.  

Haciendo honor al título del libro, Regina George fue bautizada de esta forma debido a que Regina en latín significa “reina”.

  1. Cold, shiny, hard plastic…

Para enfatizar la condición de “plásticas” que tenía el grupo liderado por Regina George, la directora de vestuario, Mary Jane Fort decidió darle a las chicas un atuendo especial en la competencia de talentos de Navidad: las bellas polleras que llevaban puestas esa noche estaban hechas de plástico rojo.   

Mean Girls – Bonus

  • Jugando a ser una “plástica”

Aunque no lo crean, existe un juego de las Chicas Pesadas. Se puede jugar en Iphone y consiste en reunir estudiantes de distintos grupos para repeler a una nueva pandilla de plásticas que quieren adueñarse de la secundaria. ¿Suena re “fetch”, no?




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Mariana Van der Groef

Mariana Van der Groef

Técnica superior en Periodismo (Eter) y estudiante de Ciencias de la Comunicación (UADE). Colaboradora en las secciones NOTICIAS de CINE y SERIES.