Retro Series

Los cincuenta años de Batman Tv series. Esto es pop.

batman-tv-60
Javier Califano
Escrito por Javier Califano

El 12 de enero 1966 tuvo lugar la primera emisión de “Batman TV series” producida por William Dozier en la cadena ABC. Aquel acontecimiento que presentó una excéntrica y jocosa mirada del mundo del hombre murciélago, resultó todo un signo de los tiempos, dando cuenta de la excelencia y el desenfado de una producción destinada a ser determinante en la cultura pop en la década del 60. 

Aquella inocente y alegre versión de las andanzas del luchador contra el crimen de Gotham City, protagonizada por Adam West y Burt Ward como su fiel compañero Robin, resultó un éxito sin precedentes que desató un masivo furor popular por el personaje. Aunque esta representación televisiva haya tenido encontronazos con su contrapartida de las viñetas, DC Comics aprovechó aquel revival para capitalizar semejante e imprevisto fenómeno cultural que catapultó las ventas de comics, licencias de Batman o cualquier objeto que llevase su nombre y significativo emblema.

En principio, algunos entusiastas del comic no estaban a gusto con la adaptación a la pantalla de TV, alejada del genero noir de los usuales relatos del personaje. Aquella impostura que tomó por asalto la TV en la cadena ABC resultaba un estallido de colores, experimentación formal en escena, danza y melodías que acompañaban las destrezas del dúo dinámico al enfrentar a los villanos de turno, algo que en buena medida horrorizaba a los entusiastas de Batman y Robin que, en los comics, atravesaban una situación peculiar. 

Batman y Robin, los rimbombantes luchadores contra el crimen de Gotham City

Es válido recordar que, por aquel entonces, la industria del comic estaba sometida por las nefastas normativas “comic code”, una suerte de código de conducta que regulaba los contenidos de las publicaciones, en resguardo de las instituciones y la familia, poniendo especial atención en la articulación de las relaciones por fuera del vínculo parental, entre héroes maduros que oficiaban a modo de tutores de intrépidos jovencitos. Toda esta perversa distorsión es el caldo de cultivo para la obra magna del inquisitivo trabajo del Dr. Fredric Wertham, su libro “La seducción de los inocentes” (1954), que no fue otra cosa que un elocuente desembarco de las políticas persecutorias del McCartismo al mundo de las viñetas.

Batman Adam West

El programa televisivo de Batman, que surgió a mediados de la década del 60, contaba con una evidente influencia del carácter rimbombante y distendido del referenciado del mundo de las viñetas, de modo que la lucha contra el crimen resultaba algo edulcorada. Tanto, que el compromiso de justicia de Bruce Wayne en su lucha contra el crimen jamás supo ser mencionado o representado en pantalla, como tampoco lo fue la tragedia de la familia Grayson en la pista de circo. En cada episodio Bruce Wayne y Dick Grayson salían infatigablemente a combatir contra el crimen como si se tratase de una jornada recreativa por las excelentemente iluminadas calles de Gotham City, mientras aleccionaban y daban consejos a los alegres pequeñuelos que vitoreaban sus hazañas: “Niño, Haz tu tarea, come tus vegetales y toma tu leche para crecer sano y fuerte”.

La serie supo trivializar la violencia y alejarse de los sensacionalismos imperantes para ofrecer un espectáculo familiar con una mirada optimista y divertida del dúo dinámico y su tan característica galería de villanos.

La ventana indiscreta

El suceso de la serie de Batman llamó el interés de muchas celebridades de la época, de modo que cada semana  cuando Batman y Robin escalaban un edificio, siempre una ventana se abría para dar lugar a un importante cameo. Algunos de los invitados fueron: Jerry Lewis, Dick Clark, Sammy Davis Jr, Edward G. Robinson. Incluso el  otro dúo dinámico de la TV se dio cita previa a su crossover televisivo: Green Hornet (Van Williams) y Kato (Bruce Lee).

Villanos de turno.

Batman y Robin enfrentaron a una pintoresca galería de villanos, hijos dilectos de la cultura pop y las viñetas. Cabe perfecto el axioma que reza acerca del peculiar encanto de los villanos y lo cautivantes que resultan para el público. Desde entonces los villanos de turno significaban una atracción muy peculiar para actores de primera línea que se daban lugar en el show de TV para enfrentar al dúo dinámico, ese fue el caso del Joker de César Romero, quien no dejó de lado su muy varonil bigote; El Acertijo encarnado por Frank Gorshin, toda una celebridad del mundo de la cultura popular de entonces; El Pingüino personificado por un actor de la catadura de Burgess Meredith, todo un referente del teatro y la televisión. También se dieron cita recurrente para jugar a ser los villanos de turno algunos consagrados de la época como Victor Buono interpretando voluminoso Rey Tut y el legendario Vincent Price haciendo las veces de  “el Cascarón”.

12557655_10208548337569765_1055504744_o

Párrafo aparte se merece Gatúbela/Catwoman, la eterna rival y enamorada del encapotado, interpretada por Julie Newmar, excelsa modelo, actriz y referente del mundo de la moda en los Estados Unidos. Newmar aportó una sensualidad sin precedentes para el personaje durante la primera y segunda temporada de la serie, llevando a generar discrepancias personales con la producción, que luego la alejaron del telefilm de Batman, ocasión en la que fue reemplazada por Lee Meriwether. Una participación que le valió a la bella actriz el salto a la fama y vinculaciones con series como “El Túnel del Tiempo”, “Star Trek” y “Misión Imposible”. El personaje de Catwoman en la tercera y última temporada de la serie fue encarnado por Eartha Kitt, actriz y célebre cantante de Jazz afroamericana, referente de la cultura beatnik  y amiga del mismísimo James Dean.

La despampanante Yvonne Craig, bailarina, actriz y modelo interpretó a Batgirl/Batichica,  asistiendo a los infatigables Batman y Robin de Adam West y Burt Ward. El personaje de Barbara Gordon, la hija del comisionado, inspirada por el dúo dinámico, salía a patrullar las calles de Gotham para combatir el crimen, hizo su aparición durante la tercera temporada de la serie. Cabe destacar que Yvonne Craig fue considerada, junto a Julie Newmar, como uno de los referentes máximos del Pin-up. Resulta anecdótico que al retirarse Newman en la segunda temporada, estos dos tremendos iconos sexuales de la época no hayan coincidido en pantalla.

El radiante legado del Batman de la TV (1966-1968) supo asimilarse con la sólida y profunda mitología que el caballero de la noche supo construir en las viñetas. De modo que hoy a cincuenta años de su estreno, celebramos el desenfado en la impronta de un show de TV ya consagrado como material de culto. Prodigo referente y signo de los tiempos de una década como la del 60, que tuvo la fuerza y el impacto semejante al de todo un siglo. Todo sucedió, rápido, pero sucedió y cada acontecimiento dejó su huella indisoluble a través del tiempo. 

Por Javier Califano

Ya se estrenó - Leé la Crítica de Batman vs. Superman: El origen de la Justicia




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Javier Califano

Javier Califano

Colaborador de las secciones Cine & Series. Cronista cinematográfico, Redactor, Dibujante y Diseñador. Ocasionalmente “Héroe de Alquiler”. Su blog es: http://tintachinaceluloide.wordpress.com/