Hollywood Noticias Series

Game of Thrones: conclusiones de la temporada 7

Mariana Van der Groef

Teletransporte, incesto del bueno y otras yerbas

(¡¡ATENCIÓN!! La siguiente nota se encuentra plagada de malvados SPOILERS, continúe bajo su propia responsabilidad)

Llegó finalmente el temido pero tan esperado final de la séptima temporada de Game of Thrones y con él nuestras vidas se llenaron de preguntas: ¿Cómo afectará a la Gran Guerra la relación entre Jon y Dany? ¿Quién es el Rey de la Noche? ¿Cómo reaccionará Jon cuando Bran le comunique su verdadero origen? Y quizás la más importante de todas: ¿Cómo vamos a llenar el vacío que dejó en nuestros domingos?

Para colmo de males, la próxima temporada llegará recién en el año 2019, lo que significa que tendremos que esperar dos largos años para poder develar todos los misterios que la trama nos dejó. El lado amable de esta pequeña (o gigante) tragedia es que la última temporada de Juego de Tronos dio tanto para hablar que probablemente nos pasemos los próximos dos años especulando posibles desenlaces.

Empecemos.

  • Beam me Up, Drogon!

En el inicio de la serie, el mundo de Game of Thrones parecía inmenso. Tan inmenso, que los personajes tardaban episodios enteros en moverse de un reino a otro. Incluso a los famosos White Walkers les llevó ni más ni menos que siete temporadas, es decir 67 largos episodios cruzar el muro de hielo que los mantenía alejados de la “civilización”.

Pero al llegar a la sexta temporada todo cambió y aunque la serie continuaba siendo verosímil, los tiempos y las distancias comenzaron a acortarse.

Sin embargo, en la séptima temporada, Westeros pasó de ser un mundo inmenso a caber en una cuadra; los cuervos ya no eran mensajeros que viajaban por kilómetros y kilómetros enfrentando las inclemencias de la naturaleza si no los Fedex de los Siete Reinos y los dragones se convirtieron en los teletransportadores de Star Trek.

A ver, Game of Thrones es un mundo lleno de hombres y mujeres que resucitan, zombies con ojos azules y dragones voladores, no esperamos que sea demasiado realista. Pero chicos, ya se nota demasiado.

No vamos a dejar de amar la serie por esto, pero no se puede negar que las “teletransportaciones” de los personajes le quitaron verosimilitud al relato.

  • Está EL incesto y el incesto…

Incesto mucho muy malo…

Una de las magníficas características que destacan a Game of Thrones por sobre las demás series es que tiene una historia un tanto controversial. Y esta historia está llena de sorpresas y momentos que toman al espectador desprevenido: muertes impensadas, asesinatos crueles, sexo por montones y un poquito de incesto.

En un principio todos nos mostramos un tanto incómodos con el romance que compartían Cercei y Jaime, pero era algo que con el tiempo probablemente terminaríamos aceptando. Hasta que ese romance le costó las piernas al pequeño Bran. Desde ese entonces se pudrió todo y la relación entre los hermanos se convirtió en un tema tabú.

El incesto muy bueno…

Pero en la última temporada, el incesto se tornó absolutamente necesario. De hecho nos pasamos los episodios rogando que Jon finalmente concretara con quien resultó ser su tía, Daenerys Targaryen.

Doble discurso si los hay. Pero no nos arrepentimos de nada.

  • La (mala) carita de Tyrion

Cuando Jon se encuentra fuera de la puerta de Dany, tomando coraje para golpear, vemos que Tyrion observa toda la secuencia desde las sombras con cara de muy pocos amigos. ¿Qué es lo que le pasa? ¿Por qué le molesta tanto que los tórtolos nos hagan felices a todos y concreten su amor?

Algunos creen que la cara se debe a que Tyrion se ha enamorado de Dany y verse en la “friendzone” no le cae demasiado bien.

Pero la teoría más interesante es que el verdadero problema que tiene Tyrion con la relación entre Dany y Jon es cómo lo afectará a él. Si ella decidiera tomar el consejo de Jon en lugar del suyo, entonces ¿qué necesidad tendría de mantenerlo como Mano de la Reina?

  • El bastardo de Cersei

Como recordarán, en el inicio de la quinta temporada una Cersei niña visita a Maggy the Frog, bruja de Roca Casterly. Ésta le dice que será reina, pero que vendrá una más joven y bella que la destronará, por lo cual todos asumimos que en algún momento Dany se quedará con el Trono de Hierro.

Pero la segunda parte de la lúgubre profecía, augura que Cersei será madre de tres hijos, pero que todos morirían. Teniendo en cuenta que ni Joffrey, ni Tommen ni Myrcella siguen existiendo en el mundo de Juego de Tronos, podríamos llegar a la conclusión que la bruja tenía razón.

Cercei niña, primer episodio de la quinta temporada

Una de las teorías imperantes es que la profecía de la bruja es real y que el embarazo no llegará a buen término, es decir, que perderá a su hijo o morirá al nacer.

Por otro lado, otra teoría un poquito más interesante y que se asemeja más a la Cersei embustera que todos conocemos y amamos, es que el embarazo no existe. Así como lo leen, el embarazo de Cersei sería una mentira elaborada para mantener cerca a Jaime.

Esta teoría se basa en una parte de la profecía que aparece en los libros pero no en la serie y que dice algo así: “Dieciséis [hijos] para él, tres para ti. De oro serán sus coronas y de oro sus mortajas. Y cuando las lágrimas te ahoguen, el valonqar te rodeará el cuello blanco con las manos y te arrebatará la vida.

Maggy the Frog

La palabra valonqar significa algo así como “hermano pequeño” en Alto Valyrio, por lo que en el inicio se suponía que iba dirigido a Tyrion, que es el más joven de los tres hermanos Lannister. Pero como las últimas teorías que circulan por las redes sostienen que Tyrion es en realidad un Targaryen, el papel de valonqar pasaría a Jaime.

La pregunta es: ¿por qué Jaime mataría a Cersei, si la ama aunque ella lo llame idiota y traidor? Lo que sostiene esta teoría es que cuando él se entere que ella le mintió, no podrá soportarlo y le arrebatará la vida, convirtiéndose una vez más, en el Matarreyes (o Matarreinas).

Muchas preguntas nos dejó la última temporada de Juego de Tronos y seguramente den lugar a incluso más teorías conspiranoicas. Con un poco de suerte, estas teorías nos ayudarán a pasar los dos largos años que quedan para volver a disfrutar de esta gran serie, llena de magia, traiciones e intrigas políticas.

 

Por Mariana Van der Groef




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Mariana Van der Groef

Mariana Van der Groef

Técnica superior en Periodismo (Eter) y estudiante de Ciencias de la Comunicación (UADE). Colaboradora en las secciones NOTICIAS de CINE y SERIES.