Cine Cine Europeo Crítica Estrenos

Crítica: Dos Noches hasta Mañana (2015) Dir. Mikko Nousiainen

Juan Ventura
Escrito por Juan Ventura

Título original: 2 yötä aamuun; Origen: Finlandia, Lituania; Año: 2015; Guión y dirección: Mikko Kuparinen; Elenco: Marie-Josée Croze, Mikko Nousiainen y Arly Jover; Fotografía: Tuomo Virtanen; Edición: Antony Bentley; Distribuidora: IFA Cinema; Duración: 90 minutos; Clasificación: Apta para todo público; Estreno en Buenos Aires: 23/03/2017

Relaciones inesperadas

¿Qué pasa cuando el fulgor de una noche de pasión se prolonga más de lo pensado? ¿Qué pasa cuando, a raíz de un condicionante externo, te ves obligado a convivir con esa otra persona y conocerla? ¿Qué pasa si ese otro fugaz de repente resulta interesante, atractivo e irresistiblemente compatible con vos? ¿Y qué pasa si ese encuentro se da en un país extranjero entre dos personas de nacionalidades diferentes, con la vida ya armada, y que saben que nunca más volverán a verse?

Todas estas preguntas subyacen en Dos noches hasta mañana (2015). El realizador Mikko Kuparinen (Body Fat Index of Love, 2012) explora la calidad de los vínculos y lo efímero de las relaciones humanas en una pequeña película, sostenida por diálogos incisivos y sólidas actuaciones.

La acción comienza cuando dos extraños se cruzan en el restaurante de un hotel en Vilna, Lituania. Ella es Caroline (Marie-Josée Croze), una exitosa arquitecta francesa en un viaje de trabajo; y él es Jaako (Mikko Nousiainen), un DJ Finés en medio de una gira mundial. Flechazo de por medio, los dos comparten un encuentro sexual con la certeza de que no volverán a verse al día siguiente. Sin embargo, la inoportuna erupción de un volcán hace que todos los vuelos se cancelen y ambos terminen varados en el hotel por un día más. De manera forzada, Caroline y Jaako empiezan a conocerse, a compartir ideas sobre la vida y a abrirse el uno con el otro. Y en ese intercambio se revelará una química poderosa, motorizada por momentos de amor cristalino y, también, por algún que otro enojo injustificado.

Al igual que otras propuestas como las de Richard Linklater (Antes del amanecer, Antes del atardecer y Antes del Anochecer), Dos noches hasta mañana pone el acento en esos encuentros trascendentes en los que se abre el espacio para reflexionar sobre cuestiones profundas de la vida: la pasión, la culpa, la infidelidad, los celos, los dilemas entre lo laboral y lo afectivo, lo fugaz de la existencia. Paradójicamente (y he ahí uno de los encantos de la película) esa apertura se da con dos personas introvertidas, frágiles y renuentes a exteriorizar lo que les pasa, por lo que constantemente se da una interesante tensión entre lo dicho y lo no dicho.

Las excelentes actuaciones de Marie-Josée Croze y Mikko Nousiainen sostienen la película en todo momento, componiendo una dupla rica en matices y complicidades. No obstante, lo irresistible de esta pareja protagónica se contrapone con algunas falencias del guión, por momentos predecible y un tanto forzado, sobre todo en las discusiones que se van sucediendo a lo largo de la trama. Más allá de esto, el filme contiene indudables hallazgos y algunos momentos de buen cine, como la secuencia de seducción inicial, construida a partir de gestos y miradas cómplices, sin mediar palabra alguna.

Dos noches hasta mañana se presenta como una propuesta más ambiciosa de lo que aparenta. Y si bien no logra emular la magia de la trilogía de Linklater (en cuanto a sustancia y planteos filosóficos), hay algo en la honestidad del vínculo entre Caroline y Jaako que la vuelve, por momentos, intensamente atractiva.

Por Juan Ventura

Crítica de la película
Fecha
Película
Dos Noches Hasta Mañana (2015)
Puntaje
41star1star1star1stargray



¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Juan Ventura

Juan Ventura

"El cine es la vida misma sin las partes aburridas" - Alfred Hitchcock