Recomendaciones Retro

Entender (y reír) acerca del debate sobre el aborto: Citizen Ruth (1992)

Lautaro Olivera
Escrito por Lautaro Olivera

“Pasa en las películas: pasa en la vida” decía una campaña publicitaria cinéfila. Frase ineludible que se me vino a la mente en algunas escenas de Citizen Ruth(1992), si tamizamos los hechos de la película con los transcurridos en los últimos meses, en nuestra realidad social argentina.   

Líos con la ley

“Desde el momento de la concepción” de la problemática de Ruth, conocemos a nuestra heroína, protagonista de esta historia. Una joven mujer indigente, marginada, expulsada y vuelta a expulsar de la sociedad. Cínica, (en el sentido más clásico del término) alcohólica, aspiradora frecuente de pegamento, homeless y recientemente embarazada.

Un embarazo que no sabe muy bien cómo, de repente, le concede una inédita existencia social. “Rescatada” por fanáticos religiosos militantes de convencerla que no interrumpa su embarazo, se ve involucrada como una suerte de rehén de una guerra que nunca quiso pelear.      


Siendo la persona menos adecuada para estar en el centro de la escena, esta embarazosa situación que parece darle una existencia social como persona, al mismo tiempo la termina deshumanizando. Así Ruth se ve objetivada; por un lado por gente que la considera una suerte de incubadora humana que debe continuar con su embarazo y por otro lado, por gente que quiere convertirla en símbolo y representante de una lucha que busca reivindicar el libre ejercicio de los derechos individuales intentando incitarla a que sí interrumpa su embarazo.

Los locos de los bebitos: usar fetos de plástico para convencer, no es un invento argentino

Protagonizada en primer plano por una contundente Laura Dern (Blue Velvet, Big Little Lies, Twin Peaks), la ópera prima de Alexander Payne(debilidad de quien les habla) es una muestra incipiente del tipo de cine y las obsesiones que suelen caracterizar al director. Un sentido del humor sutilmente ácido que bebe de los usos y costumbres por momentos absurdos que tienen ciertas expresiones de una idiosincrasia norteamericana que tan patética como amable, resulta fascinante.    

Esta historia entonces, no trata tanto de la interrupción del embarazo en sí, sino más bien sobre cómo podemos posicionarnos frente a un debate de estas características y aunque con nobles fines, terminar militando más por una causa en específico, que por aquellas características humanas que hacen que la causa sea importante en primer lugar. Ya se trate nuestra causa de valorar la concepción por sobre todas las cosas o al contrario, privilegiar la libertad individual, olvidándonos en el medio de la humanidad y singularidad, que hacen a cada situación en particular.

Citizen Ruth es una gran película, ideal para ver en cualquier situación. Pero viene mejor aún para distendernos un poco y permitirnos reírnos de nosotros mismos, en el medio de debates tan acalorados como los que nos toca (¿o decidimos?) vivir. 

Por Lautaro Olivera




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Lautaro Olivera

Lautaro Olivera

Licenciado en Psicología (UBA). Alexander Payne, Evangelion, Bojack Horseman y superheroes. Colaborador en las secciones CINE y SERIES en Proyector Fantasma.