Cine Europeo Crítica Recomendaciones

Critica: The Lobster (2015) Dir. Yorgos Lanthimos

Lautaro Olivera
Escrito por Lautaro Olivera

Ficha técnica de la película. Título original: The Lobster. Año: 2015. Duración: 118 min. País: Grecia. Director: Yorgos Lanthimos. Guion: Efthymis Filippou, Yorgos Lanthimos Reparto: Colin Farrell, Rachel Weisz, Olivia Colman, John C. Reilly. Productora: Coproducción Grecia-Irlanda-GB-Países Bajos-Francia.

Saltar

The Lobster (2015) plantea una distopía en la cual los miembros de una sociedad tienen terminantemente prohibido ser solteros. Y si tienen la mala suerte de caer en desgracia, les dan unas semanas para conseguir una pareja. Si al terminarse estas semanas no cumplen con el objetivo, desguazan sus cuerpos para convertirlos en animalitos. Eso sí, a elección. David (Colin Farrell) el protagonista de este envío, eligió una langosta (Lobster).

El proceso de rehabilitación empieza al ingresar en un hotel resort que resulta ser una suerte de lugar para conocer gente, además de dar lecciones básicas de moral mediante las cuales les explican a sus hospedados acerca del porque está bueno estar en pareja. Si al cabo de 45 días el desgraciado no consigue una pareja, es mutilado para luego llevar a cabo el proceso de reconversión. Eso sí, puede alargar su estadía en el lugar cada mañana, cuando la comitiva sale a cazar. A cazar, rifle en mano, desgraciados solteros que se encuentren escondidos en el bosque.

Los grises no existen desde el momento en el que los habitantes de este mundo ingresan al hotel, deben dejar su ropa para usar la que ellos proveen y les dicen que no tienen calzados con números intermedios (“sos 7 u 8, no tenemos 7 y ½”) y hablando de números el ideal es siempre “2”. El dispositivo rehabilitante ofrece “enganchar” a los sujetos con una pareja mientras les explican sus beneficios sociales más primitivos de mutua dependencia y, sanciona de modos fascistas si se rompe alguna regla, como por ejemplo con la masturbación (por la categoría de llevar a cabo una actividad sexual, estando en soledad).   

Se trata de una sociedad perfecta, carente de grises “por cuestiones burocráticas” y adonde la aceptación del otro se da en relación a una moral y conveniencia que no se agota ahí sino que es exigida también en cuanto a poder sacar a relucir un contenido afectivo, pieza clave de un auténtico romance. La inmediatez es el espíritu de esta lógica funcional y conduce a la falta de relajación en cuanto a permitirle a los sujetos el poder tomarse su tiempo como para conocer a alguien. Todo desemboca en una actitud condenatoria de la soltería y falta de comprensión gracias a un estricto orden social que solo tiene en cuenta a polos opuestos, barriendo con todo lo demás, con todo aquello que no se pueda clasificar en estos dos parámetros.

El mundo de The Lobster logra ser fascinante al llevar el extremo el sentido de lo absurdo y lo patético, aunque siempre manteniéndose en el terreno de lo verosímil. Tal falta de grises y una sociedad que somete al individuo, (y enfatizamos en esta categoría en cuanto a expresión máxima de singularidad) aplaca la personalidad de sus integrantes volviéndolos secos, distantes y literales. Así logra, en estos niveles de absurdo, momentos tan hilarantes como solapadamente críticos. Se parte de un radicalismo político absurdo y un interés por una funcionalidad perfecta de esta sociedad represiva, para mostrarnos cuán patética es una sociedad actual que aunque mucho más sutil, nos presiona todo el tiempo para que vayamos por la senda de lo correcto y nos fusionemos con una pareja.

Escapar: la única solución posible.

Escapar: la única solución posible.


La historia además, es muy buena al estar llena de metáforas en lo que comprende a la presión social de estar en una relación. Desde la importancia de la falta fundamental para conseguir una pareja en plan de media naranja, convirtiendo las faltas en literales al modo psicótico, mutando alguna parte del cuerpo para que este sea uno defectuoso para ser completado por el otro. Hasta la cuestión del exilio de los solteros, gente tan rebelde frente a la obligación de estar en pareja, que aplica contradictoriamente la misma lógica fascista (aunque invertida) para amputar los atisbos de individualidad en cuanto a toma de decisión por fuera de lo grupal, a aquellos que intenten estar en pareja.

La película es muy linda, algo rarita y bizarra. Teniendo alguna reminiscencia casual a films como Her (2013), además está muy bien llevada a cabo por el griego Yorgos Lanthimos y ha tenido un recorrido plagado de grandes y numerosos reconocimientos en ternas de premios y en diversos festivales. Además, está nominada a “mejor guión original” en los premios Oscar del año 2017. Conformando una gran historia, The Lobster se constituye como una muy buena opción para ver, solo/a o en compañía.

Por Lautaro Olivera.

Crítica de la película
Fecha
Película
The Lobster (2015) Dir. Yorgos Lanthimos
Puntaje
41star1star1star1stargray



¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Lautaro Olivera

Lautaro Olivera

Licenciado en Psicología (UBA). Alexander Payne, Evangelion, Bojack Horseman y superheroes. Colaborador en las secciones CINE y SERIES en Proyector Fantasma.