Cine Crítica Estrenos

Crítica: Okja (2017) Dir. Joon-ho Bong

Lautaro Olivera
Escrito por Lautaro Olivera

Ficha técnica Título: Okja Año: 2017 Director: Joon-ho Bong Guión: Joon-ho Bong, Jon Ronson Elenco: Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Steven Yeun, Lily Collins Seo-Hyun Ahn Duración: 118 min País: Corea del Sur – Estados Unidos Estreno en Netflix: 29 de junio de 2017

 
El indie según Netflix

Bueno, tal vez sea algo antojadizo decir esto. Netflix produce y estrena en su plataforma digital de manera original una película que ya en el trailer grita “indie!” con toda extroversión pero no hay nada distinto en su expresión, más allá de su estreno no tradicional. Estreno que, por haberse salteado los cines, expuso a la película a grandes críticas de parte de las facciones cinéfilas más conservadoras en el último Festival de Cannes; Festival en el que su director Joon-ho Bong fue merecidamente ternado para ganar la Palma de Oro gracias a este trabajo, algo que ya es un muy buen dato y habla muy bien de la película. Enhorabuena podemos decir que esta loca historia de una niña con su super cerdo, cumple con las expectativas.

Sí, trata sobre Mija y su cerdita Okja y en el fondo, el espíritu de la película no podría ser más tradicionalista y sencillo: es la historia de una niña y su mascota. Claro, el tema es que Okja es una cerdita grande como un hipopótamo e inteligente y ágil como un perro. Modificada genéticamente por una multinacional dedicada a los alimentos, es dada en adopción a un granjero en una remota montaña de Corea del Sur. La cosa es que el contrato implica que luego de diez años de crianza la empresa puede venir a recuperar el animal para llevarselo a los Estados Unidos, algo que a Mija (nieta del granjero y principal amiga de la super cerda) no le gusta en lo absoluto. La captura de la criatura alejándose de su hogar y la búsqueda que la niña de 14 años lleva a cabo para devolverla a su casa es lo que nos cuenta esta película.

Alrededor de esto y contaminando la historia de nuestras dos heroínas pero soportando toda la estructura de la trama de la película en sí, están Tilda Swinton (CEO de la multinacional y creadora de tan revolucionaria idea), Jake Gyllenhaal (un insufrible y patético veterinario mediático) y Paul Dano (un hippie activista defensor de los derechos de los animales).

Collins, Yeun, Dano, Ahn, Swinton y Gyllenhaal, en búsqueda de la simpática cerdita.


Esta coproducción entre Corea Del Sur y Estados Unidos conjuga muy bien ambos escenarios geográficos y culturales, algo que no es nada fácil y pocas veces llega a buen puerto. Pero principalmente destaca por ser muy ingeniosa y tener un gran sentido del humor partiendo de éste como para llegar a tocar fibras de nuestra sensibilidad, sin que nos demos cuenta. O mejor dicho, dándonos cuenta cuando ya es muy tarde como para esquivar el roce.

Sin proponer un ápice de sensiblería y sin sermonear en ningún momento, Okja establece un alto contraste entre la vida campesina y la de las grandes ciudades, haciéndonos repensar un poco sobre nuestra sociedad moderna, la manera en la que tratamos a los animales y el modo en el que elegimos alimentarnos. 

Siendo Okja objeto de disputa entre una pulposa multinacional que la quiere para transformarla en alimento y una carismática niña que la busca para seguir amándola y regresarla a su hogar, no nos será difícil elegir un bando. Y esta metáfora absurda nos hace reflexionar un poco sobre el rumbo al cual estamos yendo como sociedad.

Por Lautaro Olivera

Crítica de la película
Fecha
Película
Okja (2017)
Puntaje
41star1star1star1stargray



¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Lautaro Olivera

Lautaro Olivera

Licenciado en Psicología (UBA). Alexander Payne, Evangelion, Bojack Horseman y superheroes. Colaborador en las secciones CINE y SERIES en Proyector Fantasma.