Cine Crítica Estrenos

Crítica: Lucy (2014) Dir. Luc Besson

Javier Califano
Escrito por Javier Califano

FICHA TÉCNICA DE LA PELÍCULA

Origen: Francia/2014.

Guión y dirección: Luc Besson.

Intérpretes: Scarlett Johansson, Morgan Freeman, Min-sik Choi y Amr Waked.

Fotografía: Thierry Arbogast.

Música: Eric Serra.

Diseño de producción: Hugues Tissandier.

Distribuidora: UIP.

Duración: 89 minutos.

 

Scarlett Johansson ha pasado por un variopinto de personajes durante este 2014, primero aportando su disfonica voz para humanizar al encantador  Sistema Operativo del que se enamoraba Joaquin Phoenix en HER de Spike Jonze. Prácticamente fue la co-protagonista de Chris Evans en Capitán América y el Soldado de Invierno, en tanto que recientemente en Under the Skin de  Jonathan Glazer fue una sensual alienígena,  presurosa  por desatar su libido ante la raza humana. En el caso de LUCY , Scarlett Johansson , va por el camino inverso, ya que en esta oportunidad compone a un personaje al que la humanidad se le escapa, adquiriendo minuto a minuto una mayor capacidad cerebral que la encamina hacia una inexorable “transhumanidad”, quedando desprovista de cualquier rasgo emocional.

Luc Besson, autor de obras maestras como Nikita y The Professional/El perfecto asesino, viene ejerciendo a través de los años un cine que  pone de manifiesto poder de la figura femenina, que esto no se interprete  como un discurso demagogo,  sino que resulta el común  denominador de personajes como Juana de Arco, Nikita, Matilda y Leeloo, capaces de sobreponerse ante la adversidad, para redescubrirse extasiadas en  superar límites propios o impuestos.

Lucy ( Scarlett Johansson ) es una joven ingenua, forzada a toparse  con un grupo de mafiosos, que la forzaran a ser una suerte de “camello” para el transporte de una droga  sintética experimental que revolucionara el mercado. Sera entonces que un accidente con la mencionada sustancia prototipo, hará que los químicos tomen contacto con el organismo de Lucy, desarrollando la totalidad de su  capacidad cerebral, pudiendo controlar absolutamente  todo a su alrededor.

Lucy es una historia de  venganza, su protagonista  no es motivada por el altruismo de  pretender librar al mundo del tráfico de drogas, o de las mafias internacionales, simplemente ejerce una venganza por razones puramente personales.

Besson se permite un mínimo espacio en la primera escena de la película  para ejercitar la sutileza, mediante un “montaje ideológico” que trabaja como subtexto de una mujer todavía frágil (Lucy), aplicando imágenes de un ciervo que esta a punto de caer como presa de de una manada de leones,  referencias  simples y directas que refuerzan esta alegoría, enfatizando   la entrada del personaje a un escenario dominado por sus enemigos.

Lucy es la promesa implícita en toda película de  Besson, un subidón de adrenalina, del que  jamás hubiésemos imaginado que nos depararía un relato tamizado por una mixtura de filosofía pseudo- existencialista y cultura Pop , que actúa  en favor del entretenimiento y transita  exento de imposturas  pretensiosas, como el  simple ejercicio de etilo narrativo y visual de una apuesta  artística  sorpresiva y por demás vertiginosa.

Lucy es una película sin pretensión alguna, pero absolutamente delirante, que se pasea cómodamente entre el genero de acción y la ciencia ficción.

 




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Javier Califano

Javier Califano

Colaborador de las secciones Cine & Series. Cronista cinematográfico, Redactor, Dibujante y Diseñador. Ocasionalmente “Héroe de Alquiler”. Su blog es: http://tintachinaceluloide.wordpress.com/