Cine Crítica

Crítica: Kurt Cobain: Montage of Heck (2015) – Dir: Brett Morgen

Germán Morales
Escrito por Germán Morales

Título oríginal: Kurt Cobain: Montage of Heck  Director y Guión: Brett Morgen Reparto: Courtney Love, Dave Grohl, Kurt Cobain, Krist Novoselic Música: Jeff Danna Productora: HBO Documentary Films / Public Road Productions Género: Documental sobre música. Duración: 145 minutos

Un Montaje del Carajo

Montage of Heck es el nombre de una psicodélica edición casera realizada por Kurt Cobain, antes de su fama, que circulaba en internet y el año pasado se dio a conocer “públicamente”. En esa edición sonora, Kurt mezcló audios de películas, canciones y de programas televisivos, con sónidos propios y alteraciones de esas mezclas, el resultado es un viaje de 30 minutos en la mente sonora de aquel joven de Aberdeen. Se trata de la expresión más pura de Cobain, nada brillante, pero quizás fue la forma más cercana que tuvimos para adentrarnos en su mundo personal. Más que su música o cualquier entrevista.

El documental homónimo dirigido por Brett Morgen, que se presentó en Sundance a principios de este año, no solamente toma como referencia estética parte del espíritu que ronda alrededor del mixtape, sino que parece intimar entre nuestra percepción de la personalidad del músico y su verdadera forma de ser. El documental hace un recorrido exhaustivo por la vida, las motivaciones y la crianza de Kurt, empieza desde sus primeros años con una infancia dentro de una familia disfuncional, que empezó a sufrir desde la separación de sus padres.

Una adolescencia turbulenta, la llegada a las drogas, su debut sexual, muchos detalles de su personalidad con un gran archivo facilitado por la familia. Pero lo delicioso de ese material no pasa por lo íntimo, lo casero o el montaje, que muy bien hecho está, sino por la excelente animación que dramatiza el documental. No se trata sólo de la recreación animada de anécdotas, narradas por el protagonista en grabaciones, el documental también toma el arte de Cobain más allá de la música. Sus dibujos y su diario íntimo cobran vida de forma excepcional, y esa es la carta más destacada que presenta este trabajo.

11235176_867129683354576_377178791_o

Nirvana es claramente parte importante de su vida, por lo tanto, la llegada de la fama y el éxito a la vida de Cobain está más que presente. El documental exhibe numerosas herramientas para que el espectador arme el rompecabezas que termina en el suicidio del músico, un coctel que va entre sus problemas de salud, de adicción y una personalidad hipersensible que demuestra algo más allá de la teoría que “Kurt no se bancó la fama” que varios repiten.

Es material obligatorio para cualquier fan de Nirvana, sea escéptico ante los motivos de su muerte o no, ya sea que quiera o no a Courtney Love. Nunca quise ver “Some kind of Monster” (el documental de Metallica realizado en 2004 durante la grabación de St. Anger) por los comentarios que me llegaron acerca del nivel de privacidad que los músicos exhibieron, en el cual no quedaron bien parados (por propia voluntad). Montage of Heck seguramente supera ese tipo de intimismo narrativo, pero el material se encuentra muy bien trabajado y logra exhibir la humanidad de una estrella que siempre quiso brillar, sin llevarse al mundo puesto.

Por Germán Morales

Crítica de la película
Fecha
Película
Kurt Cobain: Montage of heck (2015) - Dir: Brett Morgen
Puntaje
41star1star1star1stargray



¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Germán Morales

Germán Morales

Lic. en Comunicación Social (UBA). Creador y redactor de Proyector Fantasma. Responsable de la sección SERIES.