Cine Crítica

Crítica: 42 (2013) de Brian Helgeland

Germán Morales
Escrito por Germán Morales

Ficha técnica de la película

Título original: 42
Año: 2013
Duración: 128 min.
País: Estados Unidos
Director: Brian Helgeland
Guión: Brian Helgeland
Música: Mark Isham
Fotografía: Don Burgess
Reparto: Chadwick Boseman, Harrison Ford, Nicole Beharie, Christopher Meloni, Alan Tudyk, Lucas Black, John C. McGinley, Ryan Merriman, Jud Tylor, T.R. Knight, Brett Cullen, Hamish Linklater, Toby Huss, Brad Beyer, Rhoda Griffis, Mark Harelik
Productora: WB / Legendary Pictures
Género: Drama | Basado en hechos reales.

Un jugador contra dos contrincantes

Las leyendas del deporte suelen tener su película. Jackie Robinson tiene varias de ellas, se lo merece por lo que significa en sí su intervención en el mundo del deporte. El nuevo film que trata su historia se llama 42, por el número que utilizó en los Brooklyn Dodgers, en las grandes ligas de béisbol. ¿Cuál fue el logro o record deportivo que consiguió? En realidad fue un acontecimiento social, se trató del primer jugador negro en el béisbol profesional de los Estados Unidos, rompiendo un pacto/ley no escrita en ese deporte en 1946.

La película 42 hace honor al sufrimiento de la primera temporada de Jackie Robinson (Chadwick Boseman) en las ligas mayores, con todos los prejuicios y problemas que tuvo que afrontar ese año para poder jugar en un país donde el racismo se encontraba enquistado de raíz y en ese momento estaba en el principio de su depuración. Recordemos que Martin Luther King todavía estaba muy lejos de tomar protagonismo en la vida norteamericana, por lo tanto, lo que debía afrontar Jackie Robinson fue bastante duro.

42 empieza con la decisión que toma el manager de los Dodgers, Branch Rickey (Harrison Ford), para contratar un jugador negro, no importaba cuál, la excusa era el dinero y la cantidad de potenciales fans que había en Nueva York. Un argumento realista para un film que busca representar el crudo comportamiento humano de 70 años atrás. Más allá que esté bien hecha la argumentación, y parece con esto querer despegarse un poco del típico golpe bajo de las producciones de Hollywood para denunciar lo feas que eran las cosas en el pasado, las cuales no están mal, pero ya estamos mal acostumbrados, 42 también nos muestra el espíritu de dos personas con mucho empuje que querían barrer y romper con los prejuicios de su época. Una época adelantada en el aspecto militar, con un país ya establecido como principal potencia mundial, pero que esconde detrás de sí un atraso cultural importante. 42 hace hincapié en esto: “pudimos vencer al fascismo en Europa, pero todavía no podemos vencer al racismo en casa”.

42-22-chadwick_boseman-lucas_black

Sin embargo, la temática acerca del racismo es más fuerte que las buenas intenciones de retratar la fuerte personalidad de los 2 protagonistas. Inclusive la historia de amor con Rachel Robinson (Nicole Beharie) sirve solamente de buen acompañamiento. Por eso, leyendo respecto de la temporada que debió sufrir Jackie en las grandes ligas, uno no se explica como ocupó tanto tiempo su participación en las ligas menores. Sin embargo, excluyendo mis objeciones por la omisión de otros hechos, la actuación de Harrison Ford es muy destacable, podría estar a la altura de las mejores que pudo haber hecho el famoso actor, y el protagonista Chadwick Boseman también sabe interpretar la personalidad fuerte del jugador para aguantar y sobreponerse a todas las adversidades.

La escena más fuerte es el duro intercambio con el manager de los Philadelphia Phillies, Ben Chapman (Alan Tudyk). No hace falta entender el béisbol para comprender lo fuerte de la película, y hace falta entender el deporte para saber porque Chapman lo hace. La justificación que suelen utilizar los deportistas “todo queda en la cancha” tiene un límite, y aquí se retrata con sabiduría.

A pesar del deporte como trasfondo, 42 se trata de un film más para los amantes de la historia que para los amantes del deporte. El talento de Jackie se ve, pero a cuenta gotas, y no es lo más importante que dejó en el béisbol. Es una película donde la adversidad de una sociedad impide a una persona desarrollar el talento natural que tiene, y una historia de vida que merece ser representada de esta manera.

Algún hombre sabio dijo: “El deporte tiene el poder de transformar el mundo”. Jackie Robinson ciertamente lo logró.

Por Germán Morales




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Germán Morales

Germán Morales

Lic. en Comunicación Social (UBA). Creador y redactor de Proyector Fantasma. Responsable de la sección SERIES.