Cine Cine Europeo Recomendaciones Retro

Chomón, el que también llegó a la Luna

Julieta Lupiano
Escrito por Julieta Lupiano

A principio del siglo XVIII Méliès no fue el único en viajar a la luna, seis años más tarde también lo haría Segundo de Chomón (Excursión en la Luna, 1908), quien sentó las bases de lo que más tarde se conocería como Pathécolor y muchos otros avances técnicos que iremos revelando en esta nota. Hoy, en el aniversario de su muerte, queremos homenajear al español que le sumó magia al cine.

Este cineasta turolense, comenzó su carrera uniéndose a su esposa quien trabajaba como coloristas para Méliès. Allí pronto se especializa en las tareas de impresión de títulos españoles para las películas en idioma extranjero, el coloreado a mano de films fantásticos y finalmente en el rol de realizador y operador en simultaneo.

Luego regresa a su país para unirse a los productores catalanes Macaya y Marro, pero años más tarde vuelve a París para trabajar en la casa Pathé. Allí se dedicó especialmente a la realización de films con trucajes de avanzados para la época como la combinación de filmaciones reales con maquetas (Choque de Trenes, 1902) y efectos especiales por sobreimpresión (Pulgarcito, 1903 y Gulliver en el país de los gigantes, 1904)

Otras se sus originalidades fue la experimentación del cine sonoro con diálogos, escondiendo un grupo de actores detrás de la pantalla que ponían voz y sonido a las imágenes proyectadas.

En 1906 utiliza por primera vez aquello que veremos con repetición en el cine, el uso de las transparencias. ¿Qué es esto? La proyección de imágenes en movimiento detrás de los actores, técnica generalmente usada en las escenas donde los personajes van en un auto, tren o moto, por ejemplo.

Pero sus técnicas aun vigentes no terminan ahí, en 1907 crea el carro travelling, el cual se fue mejorando con los años. También perfecciono el paso de manivela de Méliès, esa magia que hace que de un fotograma a otro desaparezcan y aparezcan cosas, o eso que hoy llamamos stop-motion. Pero para que te quede más claro acá podés ver su obra más famosa El hotel eléctrico (1908) 

Más elementos trascendentales en lenguaje cinematográfico se le atribuyen a Chomón, como los planos cenitales, los movimientos invertidos, las tomas en diferentes proporciones, la iluminación con significado estético y el antecedente al plano secuencia, entre muchos otros.

En 1914 su participación como técnico de efectos especiales de Itala Films en la famosa película Cabiria significó lo que muchos autores denominaron “la conquista del espacio” respecto a la lógica visual del cine de hasta entonces.

Este inventor del séptimo arte, del que poco se conoce, es para muchos quien rompió la visual del cine como teatro filmado, pero más allá de todo esto Segundo de Chomón fue un excelente narrador de historias pientorescas, divertidas, atrevidas, donde la magia es un legado.

https://youtu.be/2KdIltfQQFM?t=12s (Lo inserté en el HTML y lo veo, pero como siempre se me borra dejo el link por las dudas.)

 




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Julieta Lupiano

Julieta Lupiano

Diseñadora de Imagen y Sonido (UBA). Colaboradora en la sección ESTRENOS.