Series

Buenas razones para ver: Mozart In The Jungle

Lautaro Olivera
Escrito por Lautaro Olivera

Con un par de temporadas en el aire y, luego de llamarnos la atención gracias al Globo de Oro 2016 que alzase el Maestro Gael García Bernal, decidimos meternos a explorar la Jungla de Mozart y cazar un puñado de buenas razones para ver esta entretenida serie creada por Alex Timbers, Roman Coppola y Jason Schwartzman.

Sex, Drogs & Classic Music

La serie está levemente basada en hechos reales descritos en el libro autobiográfico “Mozart In The Jungle: Sex, Drogs & Classic Music” , título expandido que nos resulta muy útil para describir la esencia de su trama. Se trata de la historia de Hailey, una joven intérprete de Oboé que intenta integrar la orquesta sinfónica de New York (la más grossa del planeta) y como experimenta un caudal de anécdotas plagadas de excentricismo y obsesiones varias en el ámbito de la música clásica, hábitat caracterizado por su elitismo asfixiante.

Como si nos encontrásemos con el mundo de la moda observado con la lupa de “El Diablo Viste a La Moda” o con el de la danza clásica descrito en “El Cisne Negro”, la jungla de la música clásica nos abruma con su grandilocuente conservadurismo y, al mismo tiempo, devela tener una faceta tan desenfrenada como absurda, nunca eximiéndose del “sexo y la droga”. Concepto que no se debe reducir a su literalidad, sino entendido como producto colateral salido de toda esta pasional y estresante competencia, dentro de un universo tan hermoso como el de la música clásica.

Gael García Bernal: ¡Maestro!

Mozart_103_day_02_2377.NEF

El papel de Gael es apoteótico. Consagratorio. O cualquier grandilocuente epíteto que se te pueda ocurrir sobre él, siempre manejándonos con parámetros épicos, románticos y pasionales. Encarna al talentosísimo y disruptivo ¡Maestro! (así, con admiración y siempre dicho en castellano, incluso por angloparlantes) Rodrigo, flamante director de la orquesta. Excéntrico como nadie, es una suerte de Rey Midas que puede transformar todo en oro, percibiendo un hecho artístico sonoro en cualquier cosa.

Gael compone a un genio egomaniaco, carismático y generoso (de los que logra conformar un grupo a través de la inclusión), impulsivo, inmaduro, pasional, hippie, cool, romántico, obsesivo, pasional (sí, de nuevo) pero por sobre todas las cosas genial. Y lo hace a la perfección. Su interpretación de un Amadeus (amante, amador) Mozart moderno, es lo más atractivo de la serie. Personaje latinoamericano con muchas influencias argentinas y fanático del Mate, observar en cada capítulo a un genio cebándose de tan noble infusión, siempre es lindo de ver. Todo muy lógico para un personaje que fundamentalmente se caracteriza por ser “un cebado”.

La Música Clásica

Claro. Una serie que versa básicamente sobre música clásica, no va a descuidar el aspecto de la musicalización. Mozart In The Jungle no sería para destacar si los compases narrativos de su historia no estuvieran mecidos por la atmósfera que propone su genial banda sonora. Desde clásicos de Mozart a versiones sinfónicas de Phoenix, todo es digno del más profundo disfrute. El show saca a relucir la belleza de la música clásica en todo su esplendor, aclimatando cada momento de manera genial, resaltando con hidalguía la gracia de cada uno y recordándonos continuamente qué, desde un mentiroso segundo plano, ella es la verdadera protagonista de todo esto.

Por Lautaro Olivera




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Lautaro Olivera

Lautaro Olivera

Licenciado en Psicología (UBA). Alexander Payne, Evangelion, Bojack Horseman y superheroes. Colaborador en las secciones CINE y SERIES en Proyector Fantasma.