Bafici Cine Argentino Crítica

BAFICI 2019: Claudia (2019) Dir. Sebatián De Caro

Guión: Sebastian De Caro. Elenco: Dolores Fonzi, Laura Paredes, Julieta Cayetina, Julian Kartun, Paula Baldini. Director de fotografía: Mariano Suarez Sonido: Guillermo Picco, Pablo Gamberg. Edición: Flor Efron. Dirección de arte: Laura Caligiuri. Música: Dario Georges. Productor: Sebastian Perillo, Juan Pablo Colombo, Rosana Ojeda, Blas Rimmaudo. Duración: 86 minutos. Compañía: Rispo Films, Avastonia. País: Argentina

Con una presentación marcada por los reclamos frente al grave recorte que sufre el cine independiente en nuestro país y la reducción de sedes fijas en nombre de un supuesto cine más accesible para la comunidad en espacios públicos, la edición Nº21 del BAFICI comenzó con el estreno de “Claudia”, el último film de Sebastián De Caro.

Más allá de la curiosa decisión de elegirla como película de apertura – si tenemos en cuenta que el BAFICI siempre se caracterizó por ser un festival relacionado con un sello más vanguardista – Claudia no deja de ser una propuesta interesante por su impronta bizarra, bien propio de De Caro y su afición por invocar al cine que lo inspiró en su adolescencia.

Dolores Fonzi es la Claudia del título, una wedding planner por demás perfeccionista y obsesionada por los detalles hasta un límite que sobrepasa la neurosis. La protagonista vive en un mundo regido por la excelencia que no se tambalea ni con el fallecimiento de su padre, sin embargo, cuando se ve obligada a reemplazar a una colega en la organización de un casamiento, sus singulares nociones de producción de eventos se verán puestas a prueba.

El problema principal es que la novia entra en un ataque de pánico y se niega a casarse, aunque la fiesta esté en curso, la luna de miel en Disney ya pagada y hasta los canapés ya estén servidos, y será tarea de Claudia llevar adelante la boda realizando una investigación para saber las razones de este repentino cambio de parecer.

Desde ese momento, el film se convierte en una especie de policial en donde cada integrante de la familia y amigo de los novios tienen razones para que el casamiento se realice a toda costa. Aquí De Caro juega muy bien con los recursos comunes del suspenso y del género detectivesco sin ningún tipo de cohesión más que para la parodia, con referencias a Eyes wide shut (un desopilante carnaval carioca con lúgubres máscaras venecianas), y la mitología clásica de El retrato de Dorian Grey, Drácula y Frankenstein, como también situando a Fonzi y al resto de los personajes en un enorme salón lleno de pasillos y habitaciones como si se tratara de una novela de Agatha Christie.

Parte de este delirio termina haciendo que la trama no se resuelva de la mejor manera, enredándose con monólogos intencionadamente largos y una impronta en general exagerada como para hacer más pronunciado el absurdo de todo lo que sucede, lo que resulta en una película simpática, algo olvidable para una función de apertura.

Por Nicolás Feldmann Cambours

Crítica de la película
Fecha
Película
Claudia (2019)
Puntaje
31star1star1stargraygray



¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Nicolás Feldmann Cambours

Nicolás Feldmann Cambours

Es locutor nacional recibido en COSAL y periodista de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Creyente de Los Expedientes X y ferviente seguidor de Martin Scorsese y Terry Gilliam.