Bafici Cine Independiente Crítica Festivales

BAFICI 2017: reseñas de The Intestine y A cidade do futuro

Marianela Santillan

The Intestine

Dirección: Lev Lewis Sección: Vanguardia y Género 

Intestine, la ópera prima de Lev Lewis, es esencialmente un film sobre la soledad y sobre los intentos de buscar o forzar espacios a los que pertenecer. Al inicio del film vemos a una pareja de hombres discutiendo, luego la cámara nos presenta a Maya, una joven veinteañera que está en ese mismo escenario -una fascinante casa decorada con diseño minimalista- pero se encuentra sola. Nunca se explica que pasó con los dos hombres pero lo concreto es que el hogar luce como si estuviera abandonado.

Rápidamente Maya se instala y se apropia de ese sitio, creyéndolo suyo,  e incluso generando amistades con vecinos, al hacerse pasar por la propietaria del departamento. Si bien se la ve alegre con su nueva vida, un dejo de melancolía y nostalgia se expresa en su rostro; además vive constantemente preocupada, y teme ser descubierta.

Hacia la mitad del film, la trama gira hacia el suspenso, ya que una mala noticia familiar y una inesperada presencia amenaza la -frágil- fantasía que Maya ha construído a base de mentiras. Si bien la propuesta narrativa del film resulta interesante y está sostenido por buenas y sólidas actuaciones, en algún punto el film se torna repetitivo y predecible al evidenciar la angustia de la protagonista, tanto en la necesidad de huir de su presente y forzar una nueva vida, como en las intenciones de sus nuevos amigos. 

Intestine se proyecta junto a Super Taboo de Su Hui-yu (Competencia Vanguaria y Género), un corto de tinte erótico dividido en tres fragmentos que mediante el uso de imágenes que generan efectos cuasi lisérgicos, exhibe a distintas personas disfrutando del sexo y de la sexualidad en todas sus formas. 

A cidade do futuro

Dirección: Marília Hughes Sección: Vanguardia y Género

A cicade do futuro, film de Marília Hughes, nos presenta a Milla y Gilmar, dos profesores en una secundaria de Serra do Ramalho, que mantienen una relación amorosa poco usual; son pareja, pero ambos tienen relaciones con otras personas de uno y otro sexo, él incluso sale con Gilmar. Sin embargo la rutina cambia cuando Milla se entera que está embarazada, hecho por el que deciden criar al niño entre los tres, con dos padres y una madre. 

Cuando la noticia se conoce en la pequeña comunidad, la pareja gestante es despedida, por lo que se plantean la posibilidad de mudarse a otro sitio, en el que no se los juzgue y puedan vivir su vida y su amor libremente. 

A cidade do futuro, desde su planteo inicial se presenta no sólo como un cuestionamiento a la tradición monogámica, sino también como una reflexión sobre la sociedad actual en general y como en ésta se vivencia la sexualidad. Muchas veces se olvida que no hay una forma predeterminada sobre cómo debería ser una relación amorosa o sexual, o de qué forma un individuo debe manifestar su goce y el placer, y sobre todo que nada debe ser fijo o invariable. 

Desde lo técnico, A cidade do futuro se presenta como un relato cargado de planos exteriores que exhiben la cotidianidad de Bahía -y los prejuicios que ésta porta-, que se contraponen con planos en lugares cerrados, como pequeñas casas, pasillos, o fábricas abandonadas, en los que, a la luz de la luna, todos pueden ser quienes son. Por otro lado, se destacan los fragmentos musicales que se incluyen en el film para evidenciar el romance creciente y profundo entre Gilmar e Igor y el apoyo de Milla a esta relación, ya que como la joven aclara tanto la familia como los padres, no son cuestiones biológicas, sino simbólicas.

 

 

Por Marianela Santillán

 

 




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Marianela Santillan

Marianela Santillan

Licenciada en Psicología (UBA), con formación en Artes Audiovisuales (IUNA). Docente. Editora y redactora responsable de la sección CINE en Proyector Fantasma.