Retro Series

No tan fantásticos: las adaptaciones de los Fantastic Four. Parte 1 TV

Lautaro Olivera
Escrito por Lautaro Olivera

En una de las últimas noticias del mundo mega empresarial del año 2017, nos enteramos que Disney (como si fuera un Thanos embebido de poder) compró las producciones audiovisuales de la FOX y con esto se hizo de los derechos de varias franquicias entre ellas, las nacidas en Marvel Comics. Esto significa que personajes como los X-men pasarían eventualmente a integrar parte del universo cinematográfico de Marvel y de repente Wolverine podría pelear con Hulk, por decir algo (y revivir de paso uno de los encuentros más clásicos del mundo de las historietas). Pero también y aunque pareciera una franquicia olvidada, los 4 Fantasticos pasarían a formar parte del Marvel Cinematic Universe (MCU) y esto significa muchas cosas.

Dramatización

¿Por qué los 4 Fantásticos?

Los 4 Fantásticos son la familia fundacional de Marvel y junto a Spider-Man por popularidad, sentaron las bases para lo que sería el estilo del resto del universo creado por Stan Lee, a lo largo de las décadas. La gracia de estos 4 representantes de los elementos (agua, aire, fuego y tierra) era no sólo ser unos aventureros de lo inimaginable experimentando las distintas posibilidades del espacio tiempo, sino simultáneamente hacerlo permitiéndose conjugar sus distintas y afables personalidades.

La familia conformada por el inteligentisimo científico hiper racional Reed Richards, su esposa la de la amplísima inteligencia emocional Sue Storm, su Hermano Johnny (un joven rebelde e impulsivo) y el amigo de la familia Ben Grimm (noble, chapado a la antigua y con mucha “calle”, específicamente mucha calle Yancy) quien haría las veces de tío de la familia. Ponernos a enumerar la cantidad de conceptos alucinantes que surgieron de parte de este comic creado por Stan Lee y Jack Kirby y que se utilizan hasta el día de hoy, sería embarcarnos en un camino cuasi interminable. Preguntarnos el porque sus adaptaciones en cine y televisión nunca han podido explotar por completo el potencial de esta gran franquicia es un ejercicio natural que va a surgir, mientras surfeamos ludicamente por ellas.

Un poco de Jazz: la primera familia de Marvel

La serie animada producida por Hanna Barbera en 1967 sigue siendo hasta el día de hoy, la adaptación más feliz de lo que es la esencia de los Fantastic Four. Con diseños y guiones que retrataban con fidelidad las historias salidas de los comics lograron entender el mood del concepto para llegar a buen puerto con una serie que logró mucho éxito con tan solo unos módicos 20 episodios. Una cantidad que no obstante, sería repetida continuamente en sus primeros 5 años de existencia para de modo descontinuado seguir haciéndolo a lo largo de las décadas. Lo que creo es lo más memorable de aquella serie es un gran openning enmarcado en lo que fue una excelente composición de raíz puramente jazzera:

Mr. Fantástico, La Chica Invisible, La Cosa y… ¿H.E.R.B.I.E.?

La segunda de las adaptaciones fue un dibujo animado de los años 70 que quedaría en la historia por cambiar a uno de sus personajes principales para incluir en su lugar a un androide. ¿Por que cambiar al rutilante Johnny Storm por un robotito estilo R2D2 de Star Wars o B9 de Perdidos En El Espacio?. Bueno, no tengo ni la menor idea el porque incluir a un robot. Sólo sé que la idea era cumplir con el cupo de 4 (los 4 Fantásticos no podían ser sencillamente 3) ya que no podían utilizar al menor Storm de la familia. El mito cuenta que los productores del programa tenían miedo de que los niños pequeños pudieran en un intento de emular a su nuevo ídolo “La Antorcha Humana”, quemarse a lo bonzo y que por eso decidieron correr a Jhonny del programa. La realidad indica que para esa época ya tenían vendidos los derechos del personaje a otra empresa para que protagonizara una película live action que finalmente nunca se hizo y por eso no podían incluirlo en la serie. Es decir: Marvel haciendo líos con la venta de sus derechos desde tiempos inmemorables. Como sea, la coyuntura nos dejó el recuerdo de este bizarro y ¿simpático? humanoide.

¡Mamma mía!

El renacimiento a finales del siglo XX

En el año 1994 y tras el arrasador éxito de la serie animada de los X-Men, FOX decidió sacar al aire varias otras producciones que intentarían explotar el gran potencial del resto de los héroes Marvel. De esta manera surgirían (la excelente) Spider-Man, Iron Man, Hulk y por supuesto: Fantastic Four. Esta adaptación nos dejaría con un sabor agridulce debido a que su animación, argumentos y narrativa nunca llegaron a estar a la altura de las mencionadas X-Men y Spider-Man pero al menos se valora que en sus dos temporadas de duración, pudieron servir de plataforma para representarnos una gran cantidad de conceptos típicos que hacen a la valía de estos grandes aventureros. Asimismo la serie tuvo algunas mutaciones, que van desde una primera temporada más bien naif  hacía una segunda mucho más seria y que explotó de mayor manera el universo a su alrededor pudiendo incluir en sus episodios a invitados especiales que van desde Daredevil hasta Thor, pasando por Ghost Rider y los Inhumanos, entre muchos otros.

El ¿animé? de mediados de los 2000

Haciendo una revisión histórica, es interesante observar como cada versión es algo representativa de su época. La del 2006 está muy influenciada por el estilo de animación japonesa e incluso deja entrever algo muy típico de las técnicas populares de ese periodo: el CGI para animar fondos, vehículos y prácticamente conformar la atmósfera del programa. Las historias acá intentan alejarse de la fiel adaptación comiquera para (siempre tratando de mantener el espíritu original) generar versiones algo más libres de los clásicos. En Los 4 Fantásticos: Los Héroes más Grandes del Mundo todo parece ser más relajado, los chistes fáciles y lineales están en primer plano y a la orden del día y se va mucho más al grano y de un modo mucho más simple que en sus antecesoras por ejemplo tratando de prescindir de historias de origen harto repetidas. El espíritu de esta versión puede captarse de algún modo al ver los uniformes del equipo, bastante más novedosos y coloridos respecto al clásico azul al que estamos acostumbrados. La serie de alguna manera acompañaba a las películas de mediados de los 2000. Aunque de ella nos encargaremos en nuestra segunda parte, la cual estará dedicada exclusivamente al CINE.

Alejarse de lo clásico: la interesante propuesta de los World’s Greatest Heroes

Por Lautaro Olivera

 

Pueden leer la segunda parte de este artículo, adaptaciones en CINE aquí.

 

 

 




¿Te interesó este artículo? Compartilo en las Redes sociales.




Acerca del autor

Lautaro Olivera

Lautaro Olivera

Licenciado en Psicología (UBA). Alexander Payne, Evangelion, Bojack Horseman y superheroes. Colaborador en las secciones CINE y SERIES en Proyector Fantasma.